Esa serie inolvidable

26/9/2021 | 06:35 |

.

Por
Guillermina Rizzo

   Días pasados se realizó la 73ª entrega de los Premios Emmy. Con estrellas que desfilaron previamente por la alfombra roja, la ceremonia y de acuerdo con protocolos, se llevó a cabo en los exteriores del Microsoft Theater de Los Ángeles.

   Similar a nuestro Martín Fierro, se premia a lo mejor de la televisión estadounidense, hecho que no es ajeno para nosotros, pues varios títulos son los que maratoneamos frente a la pantalla.

   ¿Qué tiene que ver la Psicología con los Emmy?  Si bien este país por momento es un desquicio aún estoy ubicada en tiempo, en espacio y conservo cierta lucidez.

   ¿Te sucedió de terminar de ver una serie y tener esa sensación de que te falta algo? ¿Extrañás a los personajes o hasta se cuelan en tus pensamientos a lo largo del día como si fueran parte de la familia? 

   Seguro ya estás recordando tus series favoritas.

   Según la Psicología Cognitiva en este proceso está involucrada la memoria y el modo de procesar generando que algunos recuerdos sean más duraderos que otros.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   La forma en que mirás una serie determina este fenómeno, pues mirar mientras hacés otra acción como cocinar, acomodar objetos o “ver de pasada” implican procesamiento de la información en diferentes niveles.

   Estudios revelan que tanto al mirar una serie o leer hay más chances de recordar si se le ha dedicado un procesamiento profundo. Por eso, dependiendo cómo mires o leas podrás reproducir con mayor fidelidad, retener más datos, detalles y asociar con otras ideas; obviamente este proceso también aplica para quienes estudian.

   La profundidad en tu forma de procesar implica ese efecto de persistencia, y estos postulados teóricos son tenidos en cuenta por quienes escriben historias, máxime cuando están pensadas para facturar millones.

   Por lo tanto, si te concentrarse en cada jugada de ajedrez que hizo Beth Harmon en Gambito de Dama, si Margaret Thatcher despertó tu ira en The Crown o si tras las Elecciones y el reboleo de mensajes en redes sociales, de ministerios y ministros volvieron a tu mente Frank y Claire Underwood, significa que procesaste a nivel profundo.

   Mirar, prestar atención, establecer conexiones intencionales con experiencias anteriores, realizar asociaciones con situaciones y vivencias previas, vincular nuevos datos con lo ya aprendido, formularse preguntas y todo esto bajo las emociones que se generan, sumando la banda de sonido y hasta algún chocolate que se ingiere, son los elementos responsables del pensamiento persistente.

   Por lo tanto, si la serie tuvo varias temporadas y la miraste poniendo en juego todo lo dicho es esperable que extrañes a los personajes, que sientas que “falta algo”, que esperes motivado la próxima temporada y hasta incluso que sientas al personaje parte de tu vida.

   Seguro tendrás tu propio listado de series, de personajes y habrá momentos en que mirás procesando con mayor profundidad, a veces el contexto condiciona y las interrupciones también. 

   Lo importante es que si de repente sentís que extrañás a los personajes, quedate tranquilo, hemos vivido días complejos pero no estás loco.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias