Minoru Yamasaky: el arquitecto de las torres gemelas y un insólito destino de destrucción

11/9/2021 | 07:00 |

   A pesar de su brillante carrera como arquitecto, sus dos obras emblemáticas cayeron como consecuencia de explosiones.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

 

   Minoru Yamasaki (1912-1986) fue el arquitecto estadounidense que diseñó las torres gemelas del complejo financiero World Trade Center.

   Más allá de ser considerado uno de los profesionales más destacados del siglo XX, las dos obras emblemáticas de su extensa carrera figuran en los libros de historia de la arquitectura con finales completamente inesperados y trágicos.

   Yamasaki nació en Seattle, hijo de los japoneses Tsunejiro Yamasaki y Hana Yamasaki, que habían emigrado de Japón. Estudió arquitectura de la Universidad de Washington, de donde egresó en 1934. Su carrera fue fruto de un gran esfuerzo personal, solventando sus estudios como empleado en una envasadora de salmón en Alaska.​

   Ya recibido, fue adquieriendo experiencia en varios estudios de renombre hasta establecer su propia firma. Su primer trabajo significativo, un mega proyecto urbano de Pruitt-Igoe, en Misuri, completado en 1955, comprendía una gran cantidad de edificios de varias plantas que, siguiendo los principios del movimiento moderno, buscaban general una buena calidad de vida de los habitantes del lugar. Diez años después, 1965, comenzó con el diseño de las torre gemelas del World Trade Center, terminadas en 1973.

   Para su satisfacción, tenía en su haber dos obras emblemáticas: una propuesta urbana acorde a las ideas modernas y dos mega torres simbolizando el poder económico de su país. Jamás podía imaginar que explosiones de distinto origen iban a hacerlas desaparecer de la faz de la tierra.

Primero, un barrio-ciudad

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   A poco de haberse terminado, las condiciones de vida en Pruitt-Igoe comenzaron a decaer. En en la década de 1960 todo el complejo se encontraba en pobreza extrema, con altos índices de criminalidad y segregación. Todas las ideas previas de convivencia resultaron un fracaso y fue el mismo de tal magnitud que en 1972, a menos de 20 años de su construcción, el gobierno federal concluyó que la ñunica opción para poner fin a lo que ocurría en el complejo era borrarlo del mapa. A las tres de la tarde del 16 de marzo de 1972, el primero de los 33 gigantescos edificios fue demolido en una muy exitosa implosión. En dos años no quedaba ninguno de sus edificios, Uno a uno fueron dinamitados y caían de la misma manera que, tres décadas después caerían sus torres gemelas.


Una a una fueron demolidas las 23 torres de Pruitt-Igoe

   El fracaso urbano de Pruitt-Igoe se convirtió en un icono, provocó un debate sobre política de vivienda pública y se consideró su demolición como «el día en que murió la arquitectura moderna». La película Koyaanisqatsi, de Godfrey Reggio con música de Philip Glass, muestra el hecho en un documento de apenas ocho minutos de duración.

   Yamasaki falleció en 1986. Nunca pudo imaginar que el 11 de septiembre de 2001, dos aviones de línea se estrellarían sobre sus torres del World Trade Center, en uno de los atentados terroristas más impactantes de la historia moderna.

Las torres gemelas en construcción

El diseño estructural de los edificios no estaba preparado para un golpe de esa naturaleza y la conjunción del choque más las altas temperaturas desarrolladas debilitaron tanto la estructura que ambas obras colapsaron de manera inesperada. En hecho está considerado además como emblemático desde el punto de vista histórico y político, al punto que se habla del "día que cambió el mundo".

Dos aviones de línea derribaron las torres en pocas horas

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias