Dijo que el explosivo estaba en una mochila

Coronel Suárez: tuvieron que desalojar un colegio por una amenaza de bomba

3/3/2021 | 16:05 |

Tras el llamado anónimo de una mujer, pasadas las 8 de la mañana, las autoridades del colegio Fasta San José desalojaron las instalaciones. La División Explosivos de la Policía de Bahía Blanca comprobó que no había ningún explosivo, pero el colegio no tuvo clases en todo el día. 

   Habían pasado escasos minutos del ingreso de la primera burbuja de alumnos de nivel primario en el Colegio Fasta San José cuando un llamado anónimo obligó a desalojar las instalaciones debido a una amenaza de bomba. Personal policial cortó la avenida Alsina al 500, donde se ubica el tradicional colegio y en pocos minutos los alumnos y el personal dejaron el establecimiento. No hubo clases en todo el día.

    "Fue un momento no esperado y desagradable", sostuvo Diego Arean, representante legal del colegio.

   "Una amenaza de bomba en nuestra zona siempre termina siendo una picardía o algo falso, pero ha traído muchas complicaciones no solo para nuestra comunidad educativa sino también para las fuerzas del orden”, agregó.

   “También se molestó a los organismos de supervisión de las escuelas, en algunos casos, gente que interrumpió un viaje previsto para estar con nosotros y acompañarnos en este momento. Todos puestos en función de esta amenaza”, añadió.

   El llamado se registró a las 8.05 de la mañana. La voz correspondió a una mujer adulta que se comunicó con el teléfono fijo de la institución. El mensaje fue contundente: "Con el primer grupo que acababa de ingresar, de la escuela primaria, entró una bomba en la mochila de uno de ellos con el objetivo de hacerla explotar en el colegio”. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Arean remarcó que inmediatamente se avisó a las autoridades y 5 minutos después estaba desalojada la escuela.

   “Nos vino bien saber que los mecanismos de emergencia funcionan en la institución. La Policía organizó el corte de calles y el protocolo de evacuación se realizó de manera satisfactoria”, rescató.

   Entre otras cosas el representante legal mencionó que “las mochilas de los alumnos quedaron en la institución ya que habían sido nombradas en la amenaza".

Diego Arean.

 

   "Lamentablemente perdimos un día educativo. Pedimos disculpas que no pudimos seguir con el proyecto educativo que con tanto empeño elaboramos. No hay una sola mirada que podamos hacer que sea positiva de este llamado”, dijo.

   La policía local revisó primeramente la institución y quedó el colegio cerrado a la espera de la División Explosivos de la Policía de Bahía Blanca, que arribó pasado el mediodía. El escuadrón comprobó que finalmente no había artefactos explosivos en el edificio y habilitó nuevamente el colegio para que mañana puedan dictarse clases normalmente. (Agencia Coronel Suárez)
 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias