Relevamiento del IPCVA

Carne vacuna: los argentinos ya tienen el eslogan que la identifica

23/11/2021 | 06:30 |

Carne argentina, la mejor carne del mundo es el elegido para el producto icónico de nuestro país. La influencia en una dieta flexitariana.

Carne argentina, irresistiblemente sabrosa y Carne argentina, carne de verdad, otros potenciales eslogans. / Fotos: Archivo La Nueva.

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   “La Argentina es un país carnívoro. Sin embargo, el enamoramiento del argentino por la carne necesita revalidarse a cada instante, sobre todo teniendo en cuenta que el habitante típico de estas pampas ya no es más esa persona que no puede disfrutar un domingo si le falta su asado”, dijo el Ing. Agr. M. Sc. Adrián Bifaretti, jefe del Departamento de Promoción Interna del Interna del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina.

   “Hoy, el argentino típico, y el joven argentino en particular, posee una identidad compleja y fragmentada que hace que, entre otras cuestiones, se plantee por ejemplo una vida mucho más flexitariana, con una conducta alimentaria que contempla una disminución paulatina del consumo de carnes”, agregó, por su parte, la Lic. Eugenia Brusca, asistente del Departamento de Promoción del IPCVA. 

Ing. Agr. M. Sc. Adrián Bifaretti, jefe del Departamento de Promoción Interna del Interna del IPCVA.

   Es el prólogo para la presentación del eslogan elegido por los argentinos: Carne argentina, la mejor carne del mundo es el que mejor representa al producto icónico nacional. Le siguen —en importancia— Carne argentina, irresistiblemente sabrosa y Carne argentina, carne de verdad.

   “Después aparecen otros eslogans que tendrían menor potencial, pero que también reflejan que parte de la población está prestando atención a otros aspectos que, antes, ni siquiera se tenían en cuenta”, agregó.

   De acuerdo con el informe, cuán saludable o sustentable es el producto y cuánto juegan las preferencias de la gente empiezan a estar también en el radar.

   “Esto se hace más patente cuando el análisis hace foco en las generaciones más jóvenes. Para los centennials, que poseen entre 16 y 24 años, el sabor como atributo de calidad no está tan arraigado como en las generaciones de más de 50 años y tienen muy en cuenta en cambio la autenticidad del producto. En el caso de los millennials, de entre 25 y 34 años, valoran más lo natural y lo saludable”, dijo Bifaretti.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Asimismo, las redes sociales hoy constituyen un entorno en el que las diferentes grietas que existen en el país aceleran, o atenúan, sus dinámicas de crecimiento.

“En las redes sociales se dirimen el futuro de hinchas de fútbol, de equipos rivales, de adversarios políticos, de antivacunas y provacunas, en definitiva de los unos y los otros”, contó Brusca.

   “Las redes sociales moldean, y mucho, lo que la gente les demanda a los alimentos. En este marco, las investigaciones realizadas por el IPCVA demuestran que siete de cada diez argentinos piensan que las redes sociales tienen alta incidencia en las elecciones alimentarias de los más jóvenes”, añadió.

   En función de si los alimentos responden o no a las distintas expectativas del público, se define si la imagen es positiva, negativa o, en todo caso, si forma parte de esa indiferencia o apatía que muchos presentan para aquellos productos a los que no se les presta atención.

   “En este sentido, cuando se pregunta por su participación en los debates que se generan en las redes sociales relacionados con las distintas grietas que existen en nuestra sociedad, los resultados muestran que la grieta alimentaria se está instalando entre nosotros”, comentó la Lic. Brusca.

Lic. Eugenia Brusca, asistente del Departamento de Promoción del IPCVA. 

   Actualmente, un 6 % de la población dice estar participando en debates o discusiones que tienen origen en la forma en qué y cómo come.

   “Si bien tiene menos importancia que los debates relacionados con aspectos económicos o políticos, llama la atención que las conversaciones respecto a distintas visiones que existen sobre las conductas alimentarias más beneficiosas estén casi a la misma altura que las discusiones que se generan en la comunidad futbolera”, explicó. 

   En lo que respecta a las conversaciones que se dan en las redes sociales de nuestro país sobre cuestiones relacionadas con la cadena de ganados y carne vacuna, la investigación del comportamiento de la gente demuestra que no todo pasa por el precio en los temas de los que se habla sobre carne en Instagram, Facebook, Twitch, Tik Tok y las nuevas plataformas sociales.

   Cuando se pregunta, en función de los intereses y preocupaciones de la sociedad, qué tipo de debates le resultan más interesantes, la evolución de los precios, las exportaciones y los niveles de consumo, están entre los primeros planos.

“Ello no resulta extraño si repasamos la historia mediática de nuestro alimento emblemático y si analizamos con objetividad la coyuntura de un país atravesando: ni más ni menos que una pandemia”, dijo Bifaretti.

   “Lo interesante, insisto, es que la agenda de la gente, en este caso delineada a partir de su interés por diferentes temáticas, ya está contemplando el impacto de la carne en la salud de las personas, el trato que se les da a los animales para la producción de carne y los aspectos medioambientales de los sistemas productivos”, aseguró. (IPCVA).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias