Una inversión de 100 millones de pesos

Pigüé: proyectan una reparación casi total de la rotonda de la ruta nacional 33

1/8/2020 | 06:30 |

Vialidad Nacional anunció que se está ejecutando el estudio técnico. El lugar se encuentra en un estado deplorable y hay que circular casi a paso de hombre.

Fotos:Agencia Pigüé

 

Hernán Guercio / hguercio@lanueva.com

   Después de los constantes reclamos y quejas de vecinos y transportistas que diariamente transitan por el lugar, la Dirección Nacional de Vialidad está avanzando en un proyecto para reparar casi a nueva la rotonda de la rutas nacional 33 y provincial 67, a la altura de Pigüé.

   El proyecto, que por el momento está atravesando su fase de estudio y armado, contemplará la intervención del 85% del lugar, con el recambio de las losas de hormigón que se encuentran rotas o en mal estado, la demolición de las ramas de acceso, salida y el anillo central, además de hacer el piso y las bases a nuevo.

   Si bien no hay una fecha establecida para el comienzo de los trabajos, estos correrán por parte de la empresa Chediak -que tiene a cargo distintas obras de mantenimiento de la traza-, mientras que la inversión estará a cargo del distrito XIX de DNV, y alcanzará a los 100 millones de pesos.

   La rotonda pigüense de la ruta 33, a unos 135 kilómetros de Bahía Blanca, es un sitio estratégico ya que en ella confluyen vehículos que llegan desde ciudades y zonas productivas como Puan, Coronel Suárez, Carhué y Guaminí, además de todo el movimiento portuario que se dirige hacia Bahía Blanca. Además, es un lugar muy utilizado por los vecinos ya que allí hay una estación de servicio.

   Sin embargo, desde hace años el lugar presenta serias deficiencias en el suelo, que se ven agravadas con el paso de camiones y las lluvias. Hoy, para circular por ahí, casi hay que hacerlo a paso de hombre. Tampoco hay carteles indicadores que indiquen su mal estado; solo controles de velocidad varios metros antes.

   El reclamo por el deterioro de la calzada no es nuevo; tiene varios años. Incluso, en 2012 se había preparado un proyecto de reparación, que incluía una intervención del 35%, pero nunca llegó a realizarse. Por ello, la idea es retomar ese viejo plan de trabajo, actualizarlo y llevarlo a cabo lo antes posible.

 

En gran parte de la rotonda, las losas de hormigón se encuentran prácticamente destruidas, producto del tránsito y del desgaste por las precipitaciones.

 

   Para esto, ya se están realizando los estudios técnicos que justifiquen la modificación del programa de hace ocho años. En este marco, se explica que en ese tiempo las losas se han ido deteriorando más por el tránsito constante que tiene la rotonda, además del trabajo que ha realizado la lluvia, socavando las bases y acelerando el proceso de rotura.

   “Como no podíamos limitarnos solo a arreglar el 35% de la rotonda, como dice el proyecto original, propusimos generar otro con un porcentaje de intervención del 85% -dijo a “La Nueva.” el director del distrito 19 de Vialidad Nacional, Gustavo Trankels-. Entendíamos que si hacíamos lo que estaba programado antes, cuando termináramos íbamos a tener que hacer todo de nuevo, sobre todo porque el deterioro que tiene hoy el lugar es mucho mayor”.

   El proyecto ya cuenta con el aval del administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, y el visto bueno del ministro de Obras Públicas, Gastón Katopodis.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

 

   “Nos dijeron que está bien lo que pedimos, pero nos piden que hagamos estudios técnicos para poder justificar este cambio de proyecto. La idea es que estemos cubiertos tanto técnica como legalmente”, manifestó.

   Mientras tanto, sabiendo que es una solución temporal, se pedirá que la empresa Chediak realice tareas de mantenimiento para asegurar la transitabilidad, hasta que se pueda llevar a cabo el proyecto final.

   “Lo tienen que hacer lo antes posible. Va a ser un parche, pero lo vamos a hacer para poder llevar a cabo la reparación. La empresa dice que, haga lo que haga, va a ser un gastadero de dinero porque después habrá que demoler, pero hoy necesitamos que no se rompan los vehículos que pasan allí”, comentó.

   Trankels manifestó que de haberse ejecutado el proyecto de intervención del 35%, solo se hubiesen cambiado las losas más rotas.

   “Entonces, quedarían las que están más ahuecadas y eso seguiría rompiendo. Por eso, en el proyecto nuevo vamos a demoler y hacer las losas nuevas. Es una solución coherente”, finalizó.

 

“Hace mucho que la gente pide esta obra”

 

   El intendente de Saavedra, Gustavo Notararigo, reconoció que en la actualidad el estado de la rotonda de las rutas 33 y 67 es entre malo y muy malo, y añadió que ha sufrido un gran deterioro en los últimos años.

   “Nuestro distrito, tanto a nivel del municipio como del Concejo Deliberante, viene desde hace mucho tiempo pidiendo y gestionando por obras en la ruta 33, entre ellas la de esta rotonda, que se encuentra deteriorada. Por ello, necesitamos el aval para que los trabajos se puedan llevar adelante”, manifestó a "La Nueva.".

   Por ello, se mostró esperanzado con la posibilidad de que el proyecto de intervención en la rotonda pueda, finalmente, llevarse a cabo.

   “Hablamos con Trankels sobre la posibilidad de retomar el proyecto. Nos dijo que existe compromiso y ganas de su parte de poder llevarlo a cabo. Él tiene la intención de presentarlo ante la Nación y nosotros lo acompañaremos de ser necesario”, explicó el jefe comunal.

   Además, recordó que este es un viejo reclamo de la gente de Pigüé y de quienes circulan por el lugar.

   “Por ahora no hablamos de tiempos. Sabemos que hay dificultades económicas y tenemos que tener paciencia. Por nuestra parte, trasladamos lo que nos piden los vecinos y entendemos la complejidad del tema. Mientras tanto, esperaremos los tiempos de presentación de proyecto técnico y esperaremos que se pueda ejecutar en la brevedad”, concluyó Notararigo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias