Tendencias políticas para aflojar la cuarentena

18/7/2020 | 07:00 |

La columna semanal de Ricardo Salas, corresponsal de La Nueva. en Casa Rosada.

NA

Por
Ricardo Salas

   Otra vez reapareció en la agenda esa lógica pendular y espasmódica, tan vinculada a la dinámica política. Es que mientras el número de contagios por coronavirus asciende en el AMBA, el gobernador Axel Kicillof y el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta aún con matices, entienden que las demandas sociales originadas por el malestar y el fastidio que produce el aislamiento extendido hacen necesario avanzar hacia un plan de reapertura escalonada de la cuarentena y no tanto en una flexibilización ampliada y más permisiva.

   Es decir, estaríamos pasando de la orilla del pensamiento único, de una visión paternalista y autoritaria del Estado, a dejar en manos de la población las reglas de distanciamiento social de una pandemia que no sabemos cómo va a evolucionar ni cuándo va a terminar. En definitiva, la decisión política de suavizar el aislamiento sumó otra consideración al criterio epidemiológico: el malhumor social.

   Hace rato, la cuarentena obligatoria se levantó “de hecho” y perdió eficacia en amplios sectores del Gran Buenos Aires y La Plata. Acaso también sean las urgencias económicas las que ahora empujan la decisión de aflojar el candado estricto, aun cuando los contagios de coronavirus no amainan lo suficiente y mientras aparecen brotes en municipios bonaerenses. Algunos en fase 5, otros teniendo que retroceder sobre pasos ya dados.

   En la Provincia se habla de “avanzar y dar marcha atrás”, como metodología epidemiológica o lo que podría denominarse “ciclos cortos” de la “nueva” normalidad. También en otorgarle una suerte de “superpoderes” a los intendentes para que pueden ir abriendo más actividades comerciales o recreativas en función de la evolución de los contagios, según relata un “inexperto emisario” que aparentemente goza de la predilección de calle 6. 

   Hasta el expresidente Mauricio Macri se subió a la ola del supuesto clamor popular” por “salir del miedo” que genera la pandemia y empezar a empezar a convivir con el virus tanto en materia económica como social.

   Desde lo gestual, está claro, que el expresidente está buscando cosechar las voluntades de todos los que están tediosos, algunos por cansancio mental y otros porque ya no tienen resto de bolsillo, en un claro gesto de provocación hacia Alberto Fernández.

   Pero en ese “equipo presidencial con llegada a la Rosada” está incluido Rodríguez Larreta, que hasta ahora ha sido uno de los pilares de la gestión albertista en cuanto al armado de la cuarentena.

   Así como el Gobierno vive su interna entre ultras y moderados, la oposición también tiene sus propios halcones y palomas.

   Ese gesto de Macri le agrega unos grados más a la interna de Juntos por el Cambio, que a medida que transcurre el año parece ir subiendo la temperatura.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   En una posición mucho más moderada, y cercana a los dirigentes que hoy les toca gestionar, la exgobernadora María Eugenia Vidal esta logrando, por el momento, mantener su liderazgo bonaerense, apalancada en su alianza con la UCR, los “lilitos” de Elisa Carrió, y, fundamentalmente, con los intendentes del Pro, que la miran con un ojo y a Rodríguez Larreta con el otro.

   En ese contexto, los radicales también tienen sus diferencias. En ámbito bonaerense parece que la posición del oficialismo partidario, proclive a continuar la alianza en condiciones similares, es la que más adhesiones cuenta. Aunque claro, eso se definirá en las internas que fijó el partido para mediados de octubre.

   Mientras tanto, y ante la abrupta caída de la recaudación bonaerense, estimada en unos $ 100 mil millones como consecuencia del impacto por la pandemia, Kicillof se aferró de la calculadora.

   El ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, dijo que el proyecto de endeudamiento que pidió el Ejecutivo “es clave para continuar con la asistencia financiera a los municipios”, una cuestión relevante y de constante discusión entre los legisladores.

   En lo que va del año, de acuerdo a los números que aportó de manera virtual, la Provincia transfirió unos $ 13 mil millones de asistencia extraordinaria para las intendencias, a través de mecanismos “transparentes y equitativos”.  

   El ministro defendió el pedido gubernamental para que se autorice la toma de créditos con organismos internacionales, junto al presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermín y su par por el peronismo de la Sexta, Carlos “Cuto” Moreno.

    En ese sentido, López destacó la importancia del proyecto de endeudamiento que giró Kicillof hace un par de semanas a la Legislatura para poder continuar con la administración financiera durante este período “de absoluta emergencia y anormalidad” que les toca enfrentar. El texto contempla una autorización de deuda por USD 500 millones y $ 28 mil millones.

   También destacó que el proyecto de Ley de Financiamiento es de suma importancia para continuar con la administración financiera de la Provincia durante este periodo de emergencia ya que permitirá no sólo compensar parcialmente la pérdida de recursos, sino además financiar inversiones urgentes de infraestructura y educación; fortalecer programas destinados a los sectores de la población más vulnerables y avanzar en la cancelación de la deuda con proveedores.

   Entre los desafíos de gestión pospandemia no pocos avizoran que los próximos meses pueden ser más difíciles que los que ya pasaron en el ámbito laboral de la Provincia. Algunos creen que cuando se levante el decreto antidespidos probablemente exista un “aluvión de oportunistas” del empresariado que amenacen con cerrar puertas. La ministra Mara Ruiz Malec (Trabajo) ya planifica acciones futuras y anticipó que será muy exigente para impedir que el eslabón de la cadena se corte por lo mas débiles.  

   De hecho, Kicillof presentó hace poco un paquete de medidas tributarias, de financiamiento y de asistencia para sostener el empleo, destinadas a sectores productivos que fueron afectados por la pandemia, a la vez que analizó con referentes sindicales las necesidades de cada sector de cara a la potencial “salida” del aislamiento.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias