Mundo Gremial

Explotó un tanque de petróleo y desde Bahía denuncian la falta de personal

2/6/2020 | 07:00 |

Sucedió en el yacimiento denominado "Medanito Sudeste", donde tiene jurisdicción el sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustible de nuestra ciudad.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   En el yacimiento denominado “Medanito Sudeste”, área que opera la empresa Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR) & Pampetrol, en la provincia de La Pampa, explotó ayer un tanque de petróleo que, por fortuna, no ocasionó víctimas.

   “Estos tanques están ubicados en el oeste pampeano, sobre el Río Colorado, a 500 kilómetros de Bahía, y estas cosas suceden cuando las empresas deciden ajustar y reducir personal sin medir las consecuencias. Fue un milagro que no tengamos que lamentar muertes”, señaló Gabriel Matarazzo, secretario general del sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustible de nuestra ciudad, que tiene jurisdicción en esa área.

   La explosión ocurrió en la “Batería 2”, cuando -aparentemente- dos operarios se encontraban realizando trabajos de mantenimiento de soldaduras en una de las cañerías que se conecta con el tanque de 80 m3 de petróleo.

   “Normalmente esa batería es atendida por el móvil 6 con el oficial recorredor y el ayudante, pero actualmente está funcionando un solo móvil que también atiende 8 más, con sus respectivos pozos”, explicó Matarazzo especificando que esas baterías son las 16, 8, 9, 2, 1, 3, 6 y 7.

   “Esa tarea es imposible de cumplir con un solo móvil y también es imposible de hacer por un par de empleados y sin seguridad, porque el responsable cumple con la cuarentena en su casa”, añadió.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Matarazzo reconoció que esos trabajos de soldadura son riesgosos en espacios confinados.  

   “Para desarrollar las tareas con seguridad, es necesario monitorear en forma constante los vapores que emanan los tanques cercanos, algo que no se puede hacer sin personal”.

   La industria -en general- aplica normativas internacionales que definen el "qué hacer, cuándo hacerlo y cómo hacerlo". Estas normas o procedimientos se aplican a casi todos los trabajos, especialmente a las tareas de soldaduras que tienden a minimizar o anular la mayor cantidad de riesgos asociados a personas y el medio ambiente.

   “Ante la situación, se debe tomar todas las precauciones necesarias. El riesgo que existe en los trabajos de soldadura es la acumulación de gases inflamables, en los trabajos de soldadura -especialmente en estos yacimientos- tiene que controlarse la no existencia de Sulfhídrico en el ambiente (que es tóxico para el operador) y los gases que se emanan los tanques de petróleo o mezcla de petróleo y agua”, explicó el gremio en un comunicado.

   Y amplió con: “El almacenamiento de crudo o gasolina genera vapores inflamables, la atmósfera se carga con vapores de hidrocarburo y cuando éstos alcanzan un determinado nivel de concentración pueden transformarse en una mezcla explosiva”. 

   Según señaló Matarazzo, el clima es un factor sumamente importante y hay que considerarlo como otra variable para tener en cuenta para estos trabajos. 

   “El frío de estos últimos días hacen que los gases tiendan a quedar suspendidos cerca de las superficies. En épocas de mayor temperatura o con vientos, estos gases tienden a disiparse, pero cuando hay frío y no hay viento, esa mezcla tiende a permanecer más cerca de la superficie, posibilitando la formación de una mezcla explosiva y un mayor riesgo para cualquier tarea".

   Para Matarazzo, lo sucedido ayer fue un aviso que se debe tener en cuenta.

   “De continuar trabajando de esta forma y no sumar mas operarios, solo se va a lograr que lamentemos víctimas a futuro, saturas de tareas imposible de cumplir por la cantidad de trabajo. No se puede seguir atendiendo toda esa área con 2 personas”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias