Breve queja y a callar

25/4/2020 | 06:30 |

-

   El desdoblamiento en el pago de los salarios municipales (excepto al personal de salud) es una medida muy antipática y difícil de tomar, pero extremadamente fácil de explicar, comprender y avalar.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Es que en medio de esta pandemia que en nuestro país se vino a montar sobre una crisis económica profundísima, aun cobrando el 70% de los salarios (el 50% en caso de los funcionarios) los integrantes del sector público siguen estando infinitamente mejor parados que la enorme mayoría de los actores del sector privado para quienes solo pagar los salarios (no ya pagarlos en tiempo y forma), resulta en muchísimos casos una posibilidad casi quimérica.

   En este escenario, donde el sector público, funcionarios y empleados, no se cansan de pedir solidaridad y esfuerzo a comerciantes y empresarios que ven el trabajo de su vida derrumbarse día a día, una medida como la que tomó el gobierno de Héctor Gay no debería dar lugar más que a un reclamo de forma por parte de los referentes sindicales, una suerte de breve queja para lograr una comprensible autojustificación existencial y, enseguida, a callar. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias