La magia de Perú: una tierra llena de encantos

4/10/2020 | 11:59 |

Desde Viajes La Nueva acompañamos tu aventura de seguir soñando con más viajes y proyectos. Hay muchos sitios increíbles para conocer, disfrutar y recomendar. 

Un momento único, la llegada a Machu Picchu.

   Machu Picchu suele ser una antes y un después en la vida de un viajero; pero eso no puede explicarse con palabras, hay que vivirlo. Es la tierra sagrada de los Incas se percibe una energía distinta, intransferible.

   Solo hay que despertar a los sentidos y estar dispuesto al asombro, a la belleza y a dejarse llevar por las ricas historias de los guías de lugar, que conocen cada roca, cada amanecer, cada neblina de las majestuosas montañas Machu Picchu y Huayna Picchu.

   Machu Picchu fue declarado Santuario Histórico Peruano en 1981 y está en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1983, como parte de todo un conjunto cultural y ecológico conocido bajo la denominación Santuario histórico de Machu Picchu. 

   El 7 de julio de 2007 Machu Picchu fue declarada como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno en una ceremonia realizada en Lisboa (Portugal), que contó con la participación de cien millones de votantes en el mundo entero.

   El misterio que la envuelve ha sido parte de vasta literatura e investigaciones: algunos consideran que en sus construcciones eran palacios privados de los jefes Incas y también presumen que se usaba como santuario religioso. Ambos usos, el de palacio y el de santuario, no habrían sido incompatibles. 

   La denominada Ciudad Perdida de los Incas, recibe a los visitantes con todo el esplendor de sus terrazas, escalinatas, recintos ceremoniales y áreas urbanas.

   Si bien en este momento, debido a la situación sanitaria del país, desde Viajes La Nueva solo podemos acompañar a los aventureros a través de estas líneas, no perdemos el optimismo de, muy pronto, poder estar en destinos como Perú, país con tanto por explorar.

   La maravillosa ciudad de Lima, no se queda atrás. Hace más de 400 años, fue llamada Ciudad de los Reyes por Francisco Pizarro. Hoy, aquella misma ciudad que surgió sobre las tierras del cacique indígena Taulichusco, es una metrópoli de más de 7 millones de habitantes, que conserva con orgullo sus conventos y casonas coloniales, símbolos de su añeja e hidalga tradición.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Allí, el río Rímac –la ciudad reposa en sus márgenes-, nos invita a dar inolvidables paseos. Lima, también acariciada por las aguas del Pacífico,  guarda joyas de la época prehispánica, una de ellas el gran santuario de Pachacamac, en el que se rendía culto al Dios del mismo nombre; y la huaca Pucllana, en el distrito de Miraflores, un importante centro administrativo de la cultura Lima (400 d.C.).

   Desde Cuzco, un punto imperdible, es posible visitar lugares como el Valle Sagrado, Sacsayhuaman, Machu Picchu y otras maravillas turísticas de la zona.

   Hay hoteles, hospedajes, agencias de viaje y aventura, con experiencia en turismo. 

   Viajes La Nueva. tiene sus oficinas en Rodríguez 55. Es su deseo que pronto la situación sanitaria del país mejore y las condiciones del quehacer turístico sean más favorables para poder seguir cumpliendo sueños y acompañando aventuras.

   El Valle Sagrado de los Incas -se puede acceder a él desde Cusco-, está compuesto por numerosos ríos que descienden por quebradas y pequeños valles; posee numerosos monumentos arqueológicos y pueblos indígenas. 

   Fue muy apreciado por los Incas debido a sus especiales cualidades geográficas y climáticas. Fue uno de los principales puntos de producción por la riqueza de sus tierras y lugar en donde se produce el mejor grano de maíz en el Perú.

   En el Valle Sagrado de los Incas se diseminan hermosos pueblos coloniales que se crearon, y que hoy muestran su mestizaje en arquitectura, arte y cultura viva. 

   Allí se encuentran los poblados de Chinchero y sus tejedoras, Písac y su feria artesanal, Urubamba y su cosmopolitismo, Ollantaytambo, con su fortaleza y su pueblo inca vivo.

   Y Maras Moray con sus deslumbrante Salinaras, en estos territorios, del Valle Sagrado, diversas comunidades han creado productos de turismo rural y Turismo vivencial que asombran a propios y extraños.

   Cada uno de ellos es un mundo en sí mismo, y en conjunto, componen una forma inédita de conocer la región más tradicional de los Andes sudamericanos.

   El Valle Sagrado de los Incas está comprendido entre las poblaciones de Písac y Ollantaytambo, paralelo al río Vilcanota. 

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias