Pendrives con lector de huella digitales: las nuevas medidas de seguridad

22/1/2020 | 12:08 |

La empresa Verbatim tiene un modelo que busca ganar terreno en el mercado argentino.

   Varias empresas tecnológicas están trabajando en nuevos modos de proteger los datos de los usuarios, ya sea con contraseñas o cada vez más con lectores de huellas digitales.

   Uno de los principales problemas que tienen las memorias USB es que por su tamaño es fácil perderlas o robarlas, por lo que además del dispositivo perdido los datos quedan a disposición de quien sea su nuevo dueño.

   Según estudios recientes compartidos por la empresa Verbatim, se pierden más de dos millones de pendrives cada año en el mundo y se han demostrado que más de la mitad se conectan.

   De todas las opciones disponibles en el mercado, los dispositivos con sensores biométricos son la opción que el mercado ofrece para almacenar y llevar consigo datos confidenciales protegidos contra pérdida o hackeo. El cifrado incluye la mezcla de datos de modo que solo alguien con el código o clave correctos pueda leerlos.

   El sensor de huellas es un sistema que desde hace un tiempo se utiliza en los smartphones y tabletas, sustituyendo a los patrones y códigos PIN. De esta manera, protege el contenido del pendrive, y solo permite el acceso a los datos que contiene, si detecta la huella de su dueño correctamente, sin tener que recordar contraseñas complejas.

   La opción que muestra la empresa que informó los datos es Fingerprint Secure, unidad USB con reconocimiento biométrico dactilar.

   Pesa solo 12 gramos y cuenta con una cubierta de aluminio con un indicador LED que notifica el bloqueo/desbloqueo del lector de huellas digitales integrado.

   Además de una interfaz USB 3.0 es compatible con puertos USB 2.0 y también lo es con sistemas operativos de PC y Mac y con USB Super-speed (5 Gbps).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias