Buscan inversores

¿Por qué no avanza la obra del Hospital Privado del Sur?

14/7/2019 | 07:00 |

El edificio necesita una “inyección” millonaria para su continuidad en medio de un contexto sumamente difícil, dijo la AMBB. "Es muy difícil construir sin crédito", admitió Carlos Deguer.

Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

Por Cecilia Corradetti / ccorradetti@lanueva.com

   Si bien a lo largo del año pasado fue diagramado el proyecto ejecutivo del edificio en construcción de Soler y Las Heras, perteneciente al Hospital Privado del Sur, resulta difícil, en este contexto económico, continuar la obra sin financiación a través de créditos.

   “Las condiciones adversas para el adecuado desarrollo de las actividades de la Fundación Médica, a través del Hospital Privado del Sur, han sido las generales de la ley en este año que pasó y las comunes a todas las instituciones de salud”, advirtió el doctor Carlos Deguer, titular de la Asociación Médica de Bahía Blanca, entidad a cargo de la obra.

   Aclaró que no se encuentra afectada la continuidad, sino que “es difícil construir sin crédito, más allá de que está planificada la visión de futuro de esa obra”.

   “Somos optimistas con respecto al futuro pese al contexto nacional y local. Seguimos buscando inversores. El costo de las obras es alto pero no imposible”, sostuvo.

   Para la elaboración del proyecto ejecutivo del edificio trabajó el arquitecto Horacio Scabuzzo junto con otro estudio de la ciudad de La Plata, Navazzo/DiSalvo.

   Esto permitió evaluar con mayores precisiones los costos de su terminación global o por etapas y las posibilidades concretas de financiación.

   “Enfrentar este proyecto significó desde un primer momento salir a pedir créditos, más allá de la contribución de los afiliados, porque de ninguna manera se podría solventar con recursos propios y así seguirá siendo”, reconoció.

   El plan director se realiza con el objetivo de integrar ambos edificios y repensar al Hospital Privado del Sur de cara al futuro.

   Las tareas mencionadas representan un avance en cuanto al funcionamiento de la estructura que comenzó a edificarse en 2012 y debió detenerse tiempo más tarde por razones económico-financieras.

   La primera etapa pudo ser llevada a cabo a instancias de un préstamo que otorgó la Federación Médica de la Provincia de Buenos Aires (Femeba) a la Asociación Médica de Bahía Blanca (AMBB).

   Desde la Asociación Médica, de todos modos, no se niega la crisis sin precedentes que atraviesa el sistema privado de salud bahiense signada por falta de insumos y agravada por la inflación y la devaluación.

   “De hecho el personal conoce muy bien el origen de los fondos para realizar estas obras, que no es otro que el aporte de los propios médicos”, aclaró Deguer.

Ultimos avances  

   Pese a todo se cumplieron algunos objetivos prioritarios previamente trazados, disponiendo los recursos básicamente para obras civiles, explicó.

   Así, desde el primer mes del año, el hospital fue totalmente energizado desde la subestación de media tensión instalada en el subsuelo de la torre, pudiendo prescindir del alquiler del grupo electrógeno dedicado al  tomógrafo multicorte que ya funcionaba desde julio de 2017.

   Siguiendo las pautas del plan director, a partir de mayo comenzaron las tareas  de adecuación y remodelación de instalaciones en el sector fundacional de la institución --planta baja-- para permitir la instalación del resto de la aparatología ofrecida por el  servicio de  imágenes.

   En el marco de esta obra, que permitió la puesta en funcionamiento a mediados de diciembre último del primer Resonador Nuclear Magnético, un equipo Philips 1.5 Tesla, se realizaron diferentes tareas que dieron comienzo con la demolición de la cubierta del sótano y su relleno, intervención estructural del sector ex–buffet, colocación de refuerzos  para sostener la estructura del primer y segundo piso, acondicionamiento de muros interiores y exteriores, renovación total de desagües pluviales, colector cloacal y patio.   

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias