Muy buenos resultados

¿Una taza de café ayuda a mantener un peso saludable?

14/7/2019 | 06:30 |

El consumo de café favorece una mayor proporción de grasa marrón, según un estudio realizado en Inglaterra.

   Así como existe un colesterol malo y un colesterol bueno –mientras que el primero obstruye las arterias, el segundo envía al malo camino al hígado para descomposición–, también existe una grasa corporal nociva para la salud y otra beneficiosa: la blanca y la marrón, respectivamente.

   Esta distinción se vuelve relevante a la luz de un reciente estudio que muestra que el consumo de café favorece una mayor proporción de grasa marrón.

   “Este es el primer estudio en humanos que muestra que algo como una taza de café puede tener un efecto directo en nuestras funciones de grasa marrón”, comentó el doctor Michael Symonds, investigador de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nottingham, Inglaterra, que publicó sus hallazgos en “Scientific Report”. 

   “Las implicaciones potenciales de nuestros resultados son bastante grandes, ya que la obesidad es un importante problema de salud para la sociedad y también tienen una creciente epidemia de diabetes, y la grasa marrón podría ser potencialmente parte de la solución", agregó.

    La grasa marrón –también llamada tejido adiposo marrón (BAT, según sus siglas en inglés)– es un tipo especial de grasa corporal que se activa cuando la persona siente frío, generando calor para ayudar a mantener la temperatura corporal. En este proceso, la grasa marrón usa como combustible la grasa corporal blanca, que es la más común y que es la forma los “rollitos”.

   Tiempo atrás, se pensaba que sólo los bebés y los mamíferos que hibernan poseían grasa marrón, pero en los últimos años se ha descubierto que los seres humanos adultos también tienen unos 100 gramos de esta grasa en la zona clavicular e intervertebral.

   Y así la medicina asocia el exceso de grasa blanca con la obesidad y con trastornos metabólicos como la diabetes, la grasa marrón puede ayudar a las personas a mantenerse delgadas y mantener un peso corporal saludable.

   De ahí que la observación popular de que el consumo de café se asocia con pérdida de peso corporal o mayor consumo (quema) de calorías ha llevado al doctor Symonds y a sus colegas de la Universidad de Nottingham a tratar de hallar los posibles procesos detrás de esta observación.

   En una primera fase del estudio, el investigador expuso a las células almacenadoras de grasa, o adipocitos, a la cafeína, notando que la exposición a la cafeína elevaba los niveles de UCP1 y aumentaba el metabolismo de las células.

   La UCP1 es una proteína presente en las mitocondrias de las células de grasa marrón,  que es la que permite convertir la grasa blanca en energía (proceso llamado termogénesis), elevando así la temperatura del cuerpo.

   A continuación, el equipo liderado por el doctor Symonds trasladó el estudio a seres humanos, valiéndose de una técnica de imagen térmica que le permitió localizar las reservas de grasa marrón en el cuerpo y evaluaron sus capacidades de generación de calor.

   El consumo regular de café tiene efectos benéficos para achicar las probabilidades de sufrir algunas enfermedades graves.

Comparación

   1.  “De nuestro trabajo anterior sabíamos que la grasa marrón se encuentra principalmente en la región del cuello, por lo que pudimos visualizar a alguien inmediatamente después de tomar una bebida para ver si la grasa marrón se calentaba”, dijo el investigador. 

   2. Se compararon los efectos de beber una taza de café con los de beber una taza de agua, y se pudo observar que “beber café (pero no agua) estimuló la temperatura de la región supraclavicular, que corresponde al área donde se acumula grasa marrón en los humanos, lo que es indicativo de la termogénesis”.

   3. “Los resultados fueron positivos y ahora debemos determinar si la cafeína, como uno de los ingredientes del café, actúa como estímulo o si hay otro componente que ayude a activar la grasa marrón”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias