El Gobierno, satisfecho con la jugada de Massa

18/6/2019 | 16:25 |

La columna semanal de Eugenio Paillet, corresponsal de La Nueva. en Casa Rosada.

Archivo La Nueva.

Por
Eugenio Paillet

   El gabinete nacional consideró hoy como una jugada que terminará favoreciendo sus propias chances electorales en las elecciones de octubre la decisión de Sergio Massa de finalmente bajarse de la pelea presidencial para encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales bonaerenses del Frente con Todos.

   Lo ocurrido en la comarca vecina del cristinismo y sus aliados fue motivo de análisis, aunque claramente no figuraba en el temario de la agenda oficial, durante la reunión de gabinete que el presidente Mauricio Macri encabezó esta mañana en el Salón de los Científicos, donde se repasaron los últimos datos de la economía y la inflación, entre otras cuestiones puntuales del seguimiento día a día de la gestión.

   Hacia afuera, el ministro de Justicia, Germán Garavano, fue el encargado de explicar la posición del gobierno, que se entiende abarca a toda la coalición de Juntos por el Cambio, frente a la jugada del líder del Frete Renovador de declinar ir a unas PASO contra Alberto Fernández y aceptar en cambio encabezar la lista de candidatos a diputados.

   Garavano dijo que a Massa "le va a costar explicar" ante el electorado su pase regreso al cristinismo luego de haberse ido antes de las elecciones de 2013 y de la fuerte posición crítica hacia la ex mandataria que mantuvo desde entonces. Fue durante la conferencia de prensa habitual al cabo de las reuniones de gabinete que este mediodía ofrecieron el ministro de Justicia junto al vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra.

   "No nos incumbe desde lo institucional ni desde los armados partidarios, pero claramente es una contradicción que le costará explicar", insistió Garavano al ser consultado sobre la movida del tigrense. Aprovechó para calificar de "poco serio" el reclamo de Massa al gobierno para que ponga en marcha una renegociación de los compromisos contraídos con el Fondo Monetario Internacional.

   En verdad, puertas adentro de la reunión que encabezó Macri otro fue el cantar. En especial porque el anuncio de la decisión de Massa llegó por vía de uno de los voceros presidenciales en pleno desarrollo del encuentro con los ministros y secretarios.

   De algún modo, la candidatura de Massa a juicio de los principales operadores del macrismo "puede terminar beneficiando" las chances electorales de Juntos por el Cambio, porque creen que el tigrense "no se lleva todos los votos" del Frente Renovador por el fuerte descontento interno en esa agrupación, expresado en primer lugar por la ruptura con Graciela Camaño, que decidió acompañar la fórmula del peronismo federal que integran Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey.

   Otras voces que se escucharon durante el encuentro en el Salón de los Científicos, provenientes del ala política del gabinete, plantearon que la decisión de Massa de abandonar la carrera presidencial y la posibilidad de competir en las PASO contra la fórmula Fernández-Fernández tiene que ver con datos que el tigrense "nunca va a reconocer en público".

    "Por algo Mauricio lo bautizó 'Ventajita', Sergio sabe o le hicieron saber que si se enfrentaba a Cistina en unas PASO perdía 80 a 20 y la doctora no se iba a privar de hacerle sentir la humillación" de esa derrota, dijo un ministro delante del presidente en medio de esos análisis.

    Garavano e Ibarra esquivaron una repuesta directa ante la pregunta, pero con los micrófonos apagados uno de ellos dijo que en el gobierno están convencidos que parte de la intención de voto de los seguidores de Massa que renegaban de un regreso de su jefe a las filas del kirchnerismo van a terminar por beneficiar al macrismo, tanto a nivel nacional como en las cruciales elecciones en la provincia de Buenos Aires.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias