¿El deseo y la potencia sexual del varón disminuyen a partir de los 40 o 50 años?

¿El deseo y la potencia sexual del varón disminuyen a partir de los 40 o 50 años?

12/1/2019 | 06:30 |

¿El deseo y la potencia sexual del varón disminuyen a partir de los 40 o 50 años?

Por
Elizabeth Schulz

   En torno a la sexualidad masculina, hay una gran cantidad de mitos y creencias erróneas que es importante empezar a cambiar. Muchos de estos mitos han sido construidos cultural y socialmente, y son difíciles de erradicar si no se habla o no se trasmite información actualizada.

   Uno de esos mitos o creencias, es relacionar algunas disfunciones sexuales con la edad.

   Sin embargo, al contrario de lo que se cree, la aparición de alguna disfunción no es exclusiva de la llegada de los cuarenta o los cincuenta, puesto que puede aparecer a cualquier edad.

   Pero para algunos hombres llegar a los cuarenta o los cincuenta, es sinónimo de un declive de su potencia sexual. Estas ideas generan en algunos casos una gran presión para el varón y lo limitan a poder vivir una sexualidad plena, satisfactoria, creativa y placentera.

   La influencia de los efectos psicológicos del envejecimiento tienen también sus consecuencias en la manera de vivir y expresar su sexualidad, debido a que el varón carga culturalmente con el peso de tener que ser siempre un hombre muy activo sexualmente y esto crea un fuerte sentimiento de preocupación por su rendimiento sexual a medida que envejece.

   Los especialistas indican que la capacidad de tener erecciones, se mantiene a lo largo de toda la vida, mientras el sistema nervioso central y el resto del organismo estén sanos. Pudiendo existir algunas variaciones, dependiendo del momento de la vida del varón, si este se encuentra atravesando una situación de estrés, preocupaciones, duelos, etc.

   En algunos casos la creencia de algunos hombres de que su potencia sexual está en declive debido a la edad, es que al notar que su respuesta sexual es diferente a cuando tenía veinte y necesita de otros estímulos se desaniman. Y muchas veces, por vergüenza no consultan con su médico para recibir asesoramiento acerca de los cambios orgánicos propios de la edad.

   Es innegable que debido a los cambios hormonales del cuerpo, conforme pasan los años, dará lugar a un descenso de la libido que suele ser acompañado con algunos episodios depresivos, pero esto no indica que la plenitud sexual ha llegado a su fin.

   En la actualidad sabemos que muchos varones mayores de 60 años tienen una vida sexual saludable y feliz porque fueron adaptando su desempeño no solo a su edad, sino a la capitalización de sus experiencias sexuales.

   Otra de las razones que pueden dar espacio a creer que con la edad se ha perdido la potencia sexual, es que alrededor de los cuarenta o cincuenta años las personas solemos atravesar por una crisis que muchos definen como la crisis de mediana edad.

   La crisis de mediana edad en un contexto clínico suele caracterizarse por un trastorno temporal de desorganización, en el que la persona siente un estado de confusión o dudas acerca de si mismo, irritabilidad, angustia, sentimientos de baja autoestima debido a los cambios del cuerpo, y como consecuencia la vida sexual también entra en crisis.

   Sin embargo, esta etapa lejos de ser una etapa negativa u oscura, puede dar lugar a que la persona experimente un despertar que le permita dejar a un lado las antiguas creencias y estereotipos y se anime a renacer.

   Ese renacer abarca todas las dimensiones de nuestra vida, incluida la sexual. Todo lo contrario a lo que se ha creído durante años, donde reinaba la idea del declive de los años y con ella el declive de nuestra sexualidad.

   Entonces, es mejor y más saludable cambiar la mirada acerca de la llegada de estas edades y observar que se han adquirido a lo largo de los años una serie de capacidades y libertades que potencian las vivencias sexuales, el deseo, la excitación y también la autoestima en muchos casos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias