Se animó a hablar

Lucas Villarruel: “La idea es rescindir, pero la dirigencia sigue poniendo trabas”

7/5/2018 | 18:32 |

El volante explicó porqué no puede llegar a un acuerdo con la CD para interrumpir su vínculo contractual antes de tiempo. Mientras tanto, juega en la Liga del Sur.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / speysse@lanueva.com

   Cuando terminó el partido entre Olimpo y Sporting por la Liga del Sur, se me ocurió preguntarle a Lucas Villarruel, uno de los cuatro jugadores del plantel profesional de Primera de AFA que bajó a “reforzar” al equipo local, cuánto sabía del fútbol nuestro, si conocía a algún colega del conjunto rojinegro y cuáles diferencias percibió entre una categoría y otra.

   Pero el volante, con el que la dirigencia está en plena negociación para rescindir su contrato antes del 30 de junio, descargó su bronca tras aclarar que se llevó una grata sorpresa por la dinámica del elenco puntaltense, constatando además lo que habían comentado, que el nivel de la Liga es tan bueno como exigente.

   “Jugué este partido por una orden de la dirigencia, que tuve que respetar por ser jugador de Olimpo. Ya hace un mes que vengo entrenando en forma diferenciada al plantel superior, así que sentí el ritmo y la exigencia en 90 minutos. Pero di todo, porque soy profesional y siempre pensé de la misma manera: juegue donde juegue lo tengo que hacer en serio y sin guardarme nada”, señaló Lucas, quien está por cumplir el segundo préstamo (su pase pertenece a Huracán de Parque Patricios) con el club aurinegro.

   —Bueno, ¿estás cerca de llegar a un acuerdo con la dirigencia para rescindir el contrato antes de lo previsto?

   —No sé si estamos cerca o lejos. Mi idea es rescindir, pero quiero cobrar hasta el último día trabajado, algo que la dirigencia no comparte. Estoy dispuesto a resignar el mes y medio (mitad de mayo y todo junio) donde no voy a trabajar porque ya no estaré en Olimpo, tal como hicieron los compañeros (Anchoverri, Cahais y Tellechea) que ya se fueron. Con ellos arreglaron y conmigo no. Y no sé porqué.

   “Esa es la única verdad, y quiero que lo sepan los hinchas porque me dolieron algunos insultos que escuché el domingo. Tal vez reaccionaron así porque no están enterados de lo que está pasando, pero si leen esta nota se van a dar cuenta de que el problema no soy yo, sino la dirigencia, que sigue metiendo trabas para no pagarme lo que me corresponde. Depende de los dirigentes llegar a un acuerdo. Si no se da, voy a seguir jugando, en el equipo y en la divisional que sea, hasta que se me termine el contrato y cobre por todo lo que firmé.

   —¿Cuántos meses te adeudan?

   —Hace tres meses que no cobro. Nadie piensa en mi familia, y eso me fastidia bastante. Además, los dirigentes actuaron mal, porque ninguno de ellos me llamó para decirme que tenía que jugar en la Liga del Sur. Me enteré por un mensaje de texto, y no es así. Merezco respeto porque yo me entregué por completo por esta camiseta. Pude haber jugado bien, mal o regular, pero me comporté siempre como el profesional que soy.

   —Los jugadores que ya se fueron, para rescindir, acordaron cobrar una cierta suma de dinero, dándole a la dirigencia la posibilidad de ahorrar en los meses de mayo y junio. ¿A vos no te ofrecieron lo mismo?

   —Me llamaron y estoy de acuerdo en arreglar. Pero en la primera charla no nos pusimos de acuerdo porque me quieren descontar los días que yo trabajé y que todavía no cobré. Si trabajé, quiero cobrar como corresponde. Me tienen que pagar hasta mi último día en el club, que va a ser el próximo sábado, cuando termine la Superliga. Después me iré y no voy a cobrar la segunda parte de mayo y todo junio, y por eso no voy a exigir nada.

   “Si los que se fueron cobraron hasta el último día que trabajaron y arreglaron sin problemas, ¿por qué yo no? La CD puede hacer política como quiera, pero yo sé la verdad de cada historia. Hace un mes que vengo entrenando aparte con un Profe, y ellos creen que porque no estoy con el grupo principal, no estoy trabajando. No es lo ideal, pero no me quejé, me callé y respeté al club como lo debo hacer, pero lo justo es justo y yo quiero cobrar lo que me corresponde”.

   “Los directivos pretenden que yo deje sin efecto dinero de los meses ya trabajados, pero no es así. Les aclaré que ya estoy haciendo un esfuerzo en resignar un mes y medio sin percibir un peso, porque entiendo que la situación financiera del club no es buena, pero la CD no quiere llegar a un acuerdo conmigo como si lo hizo con los jugadores que se fueron. Y no sé porqué”.

   —¿Cuándo te reunís otra vez con la dirigencia?

   —No sé. Mi representante quiso hablar con ellos y no le contestaron el último mensaje.

   —¿Crees que ya no habrá arreglo?

   —Siguen poniendo trabas. Esto que me hacen, de bajar a la Liga del Sur sabiendo que me puedo lesionar y que ellos pueden correr riesgo, es a propósito. No desprestigio a la Liga, bajé con ganas, pero vine a otra cosa. Si no pasa nada, terminaré mi contrato acá.

   “Es mi segundo préstamo con el club, y para quedarme no puedo renovar, tienen que hacer uso de la opción de compra. Era el más fácil de arreglar, pero no me dieron la prioridad y no lo puedo entender. No importa, seguiré entrenando porque todavía me debo al club”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias