Ocurrió en Comodoro Rivadavia

Pedido de justicia de la madre de un marino puntaltense hallado sin vida

13/5/2018 | 07:15 |

“Nunca pude ver el cuerpo de mi hijo”, afirma Alicia Escobar.

Fotos: Alicia Escobar

   Alicia Escobar tiene un dolor que nada podrá atenuar, pero necesita saber qué ocurrió el pasado 28 de abril en Comodoro Rivadavia, cuando su hijo Héctor Hugo Molina Escobar (29) fue hallado muerto tras caer por una de las laderas del cerro Chequén.
   "Nunca pude ver el cuerpo de mi hijo”, dijo la madre del marino puntaltense, quien residía en Trelew y había sido destinado a esa ciudad para transportar al personal que participaba de la búsqueda del submarino ARA San Juan.
   La hipótesis que investiga la justicia es que Molina Escobar podría haber sido asesinado en un intento de robo.
   Por el caso se encuentra detenido, y con prisión preventiva por el plazo de un mes, Elías Maldonado.
   “Si me preguntan si tengo la certeza de quién se encuentra en el nicho (en la necrópolis de Punta Alta) respondo que no", expresó la mujer, quien adelantó que solicitará una nueva autopsia.
   "El celular de Héctor lo tiene la policía y a mi nuera Noelia (28) --también de profesión militar-- le devolvieron su DNI, el de sus hijas y el carnet de la obra social".
   Afirmó también que la familia tiene muchas dudas acerca de lo sucedido.
   "Viajé a Comodoro junto a mi pareja. La gente, que nunca vi, me llamó y me comentó que está cansada de todo lo que pasa con la seguridad".
   "El comisario me dijo que Héctor se había caído de una ladera, de 20 o 30 metros, y que su cuerpo presentaba traumatismo de cráneo y tórax. También que parecía que estaba alcoholizado. Las respuestas no me cerraron, porque él no tomaba ni fumaba. Si su cuerpo rodó, el daño tuvo que ser mayor", siguió diciendo.


   También aclaró que "voy a molestar a todo el planeta para averiguar qué pasó. Es un atropello. No sé qué ocultan. Destruyeron un hogar y no les importó nada".
   Respecto de lo sucedido, aclaró que hay evidencia de que Héctor había ido a un pub y al cajero.
   “El lugar en el que lo encontraron queda muy lejos del pub donde estuvo. Me extraña muchísimo que haya ido a ese barrio muy humilde".
   Mencionó que esa noche su hijo le mandó un video a uno de sus amigos.
   “Noelia también sabía donde fue. Con ella se mandaron mensajes durante toda la noche. El último lo recibió a las 5.37 del domingo 29 de abril. No se ocultaban nada".
   Recuerda que la última vez que vio a su hijo fue el 12 de abril, en Trelew, cuando concurrió al cumpleaños de una de sus nietas.
   También señaló una situación que presagió la tragedia.
   "Noelia le mandó a Héctor, cuando estaba en Comodoro Rivadavia, la foto de una de sus hijas. El preguntó la razón por la que lloraba la nena. Y Noelia le respondió: `Quiere que vengas porque dice que no te verá más´".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias