La incidencia de la sequía

¿Por qué se presenta un escenario inesperado para los precios granarios?

28/4/2018 | 06:30 |

La menor oferta disponible se tradujo en valores internos sostenidos. También para posiciones diferidas.

Gustavo López
Agritrend SA

   En un marco de la pobre cosecha gruesa en Argentina, los precios de los principales granos tienden a afirmarse día a día por variables internas y externas, algunas de ellas inesperadas.

   Sin duda, la magra cosecha de maíz y soja, que en la actualidad se ubica en torno a 32 y 37 M/T, respectivamente; es decir con una merma en conjunto respecto a lo proyectado  oportunamente de algo más de 27 M/T, le dio sostén a las cotizaciones.

   En plena etapa de recolección, las noticias en materia de rendimientos, si bien muy heterogéneas, distan de ser optimistas. En algunas zonas, la acumulación de agua en los perfiles permitió un desarrollo modesto de los cultivos, pero en el resto la pertinaz sequía de los últimos meses, fue letal para muchos de ellos, en especial los de siembras más tardías.

   Esta menor oferta disponible se tradujo en precios internos sostenidos tanto para la mercadería de entrega inmediata, coincidente con el ingreso de la cosecha, como para las posiciones más diferidas. Pero eso se vio aún más tonificado, producto del conflicto comercial entre los Estados Unidos y China. 

Gustavo López, de Agritrend SA.

   Como es conocido, los americanos establecieron ciertas restricciones para el ingreso de acero y aluminio de origen chino, lo cual derivó en la represalia asiática, estableciendo aranceles a más de 100 productos, incluyendo la soja, gravada en 25% para origen estadounidense.

   Si bien aún no está confirmada la fecha de entrada en vigencia de estas nuevas barreras arancelarias, el mercado de Chicago mostró bajas de importancia tanto en soja como en maíz por efectos sustitutivos, en tanto que el mercado local presentó fuertes subas, que continuaron en los días sucesivos.

   Con marcada incertidumbre y altísima volatilidad, los precios internacionales tendieron a reacomodarse aunque las ganancias para la mercadería de origen sudamericano son muy significativas. Incluso, disparó algunos negocios de importación de soja norteamericana para entrega octubre/noviembre, debido a lo competitivo de los precios locales, en virtud de la baja oferta local y la restricción de venta de los productores. Esto se suma a no menos de 3,5 M/T que ingresarán a nuestro  país, provenientes de Paraguay, noroeste de Brasil y Uruguay en carácter de Admisión temporaria, para reducir —en alguna medida— la elevada capacidad ociosa de la industria procesadora local.

   En síntesis, un mercado muy sostenido, donde el productor debe seguir muy de cerca su desarrollo e ir tomando posiciones, intentando maximizar sus ingresos ante tanta volatilidad.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias