Bahía Blanca | Domingo, 19 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 19 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 19 de mayo

Tiro dejó el corazón, pero no le alcanzó para pasar a la cuarta instancia

El aurivioleta hizo un gran esfuerzo, pero cayó ante Deportivo Madryn 2-1 y quedó eliminado en el Federal A. Fabián O. Rodríguez / farodriguez@lanueva.com
Duelo de stoppers. El bahiense Leonardo Olave maneja la pelota ante la presencia de Fernando Cafasso.

Siempre una eliminación genera desazón, pero Tiro Federal cumplió una campaña más que positiva en su primera temporada en el Federal A. Ayer, hasta que el físico le dio, tuvo contra las cuerdas a Deportivo Madryn, que jugó una media hora final de gran nivel para volver a dar vuelta la historia.

Como en la ida, el aurivioleta ganaba 1 a 0 y se instalaba en otra fase, pero el conjunto chubutense no perdió nunca la brújula y, con un fútbol atildado, lo terminó desmoronando física y anímicamente.

El equipo de Bonjour fue un manojo de nervios en la primera fracción. Fue y fue, pero abusó de los pelotazos para Gigena. Sólo Trecco pudo ganar en el uno contra uno. El aurivioleta fue levemente superior en ese lapso. Casi todas las chances las tuvo Trecco, pero no le alcanzó para romper el cero.

Sin la claridad de otras tardes, Tiro salió a quemar las naves en el segundo segmento. A puro empuje, fue apretando a un rival. Pero Trecco fabricó un córner y de esa jugada llegó la apertura. Filippini terminó empujando un balón que bajó Gigena de cabeza y que rebotó en varios jugadores antes de ingresar pidiendo permiso.

El gol le daba la clasificación al dueño de casa. Bruno Díaz pasó de central para equilibrar la defensa, pero la alegría duró un suspiro.

Elgorriaga –la gran figura de la tarde-- metió un desborde notable y un mejor centro para que Asprilla sólo tuviera que empujarla en el segundo palo.

El 1-1 fue un mazazo para Tiro. Perdió la línea y quedó demasiado expuesto. De hecho, Asprilla falló una chance de manera increíble con el arco a su merced tras un cabezazo defectuoso de Palacio hacia atrás.

El local comenzó a aferrarse casi a un milagro. Y la mala puntería de su oponente le dio una vida más.

Pero, el ex Sansinena Ibarlucea le bajó la persiana con una buena definición tras una asistencia de Asprilla, que luego falló dos chances más.

Sólo quedó tiempo para el desconsuelo de Tiro, que con el paso del tiempo valorará semejante desempeño.