FALTAN 95 EXPEDIENTES

Condena en suspenso para un exjefe policial

2/9/2014 | 00:55 | Fabián Bigurrarena fue condenado a dos años de prisión por sustracción y ocultamiento de causas de la Ayudantía Fiscal de Pringles, entre otros delitos.

El juez en lo Correccional Nº 1, doctor José Luis Ares, condenó ayer a dos años de prisión de ejecución condicional e inhabilitó para ejercer cargos públicos por el plazo de cuatro años a un exfuncionario policial al que halló culpable de, entre otros delitos, sustraer y ocultar Investigaciones Penales Preparatorias cuando se desempeñaba como jefe de la comisaría de Coronel Pringles.

En el veredicto condenatorio, Ares consideró que el exsubcomisario Fabián Lisandro Bigurrarena es autor penalmente responsable de los delitos de “sustracción y ocultamiento de objetos custodiados, hurto, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público, todos en concurso ideal”.

Quedó acreditado que en Pringles, durante el período comprendido entre los meses de octubre y noviembre de 2009, se ocultó y posteriormente se sustrajo una cuantiosa cantidad de causas correspondientes al registro de la Ayudantía Fiscal del partido homónimo.

Esos expedientes habían sido remitidos a la seccional de Coronel Pringles para que su titular disponga el cumplimiento de distintas medidas procesales, destinadas a la prosecución de los correspondientes trámites judiciales, según el fallo.

En esas circunstancias se ordenó a los agentes policiales Dardo Facundo Ferrarini y Juan Carlos Lezcano que retiraran los expedientes del interior de la oficina de causas penales de la dependencia policial de Pringles, y los llevaran al despacho de Bigurrarena.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Luego se le ordenó a Ferrarini que trasladara las IPP al automóvil particular del titular de la repartición, un Ford Escort, de color bordó, que se hallaba en el estacionamiento de esa sede policial, aunque a posteriori los expedientes judiciales desaparecieron y hasta la actualidad no se hallaron.

El juez Ares sostuvo que no concurren eximentes y valoró como atenuante la carencia de antecedentes penales del causante.

Y como agravantes afirmó que concurren la condición de alto jefe policial del encausado a cargo de una dependencia y la extensión del daño causado, no sólo a la administración de justicia, sino también a víctimas e imputados por la demora en que debió incurrirse ante la necesidad de reconstruir las causas desaparecidas.

El magistrado acogió en su totalidad el encuadre dado a los hechos por el fiscal de juicio Gustavo Zorzano, a cargo de la UFIJ Nº 10, de Bahía Blanca.

“El imputado, con su actuación, ha incumplido distintas disposiciones que regulan la actuación de la policía y de la fiscalía”, se expresa en fallo.

“Cuando se realizó la búsqueda de las causas, se determinó a través del sistema informático de la fiscalía y de las diligencias que hace personal de la Ayudantía, que habían sido remitidas para realizar trámites a la comisaría de Pringles, por entonces a cargo de Bigurrarena”, dijo Zorzano durante los alegatos en el juicio realizado la semana pasada.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias