Damián Szifrón, en la previa de un gran estreno

17/5/2014 | 00:49 |

Damián Szifrón, en la previa de un gran estreno. Aplausos. La Nueva. Bahía Blanca

Lo primero que Damián Szifrón hizo con su productora fue escribir un guión de ciencia ficción que se llama El extranjero, que en realidad "no sé si son tres películas, o seis, una serie para cine, supongo. En realidad voy a ver qué destino le doy a ese material que me tuvo ocupado mucho tiempo.

--Un género totalmente diferente...

--Y no es el único. Al mismo tiempo escribí un western hablado en inglés y una historia romántica con algo de humor, que espero convertir en otra cosa, no exactamente con esa definición estándar de "comedia romántica", que se llama La pareja perfecta.

"Relatos salvajes estaba pensado para televisión, en principio 14 entregas y 20 ideas más sin desarrollar".

--Algo así como una tormenta de ideas...

--Sí, pero al estilo bonsai, pura fibra. Relatos breves que leí todos juntos, y descubrí que tenían un trayecto que me daba muchas ganas de recorrer. La idea era hacer primero La pareja perfecta, pero decidí filmar los relatos. La otra vendrá inmediatamente. Igualmente encontré algo positivo en este nuevo ordenamiento en mi vida donde pasé tantos años sin filmar.

El placer de escribir

--Una doble vida: ¿un tiempo escritor, otro director?

-- A mí me encanta la vida del escritor. Me voy a Colonia cinco días y vuelvo, voy a ver una película, voy a un bar, escribo una novela y eso. El estar dedicado sólo a escribir es muy placentero y antes siempre parecía no tener el tiempo para hacerlo así. Ahora pude pensar exclusivamente en las imágenes, en cómo se pone en escena aquello que escribí tan relajadamente.

-- Que tu película haya sido seleccionada en Cannes impone un doble desafío, competir con pesos pesados y hacerlo con un producto que es tan difícil pensar en un festival como un relato en capítulos.

--Pero estos relatos comparten una energía y un tipo de conflicto. Aunque son muy disímiles entre sí, en distintas zonas de la conciencia y de la socioeconomía, hay una conexión y el espectador vive todo el filme como una montaña rusa emocional, un personaje te deja en un estado y te agarra una nueva historia que recupera la energía que se perdió en la historia anterior.

--¿Son historias que empiezan y terminan?

--No se trata de un relato episódico en donde cada historia está relacionada con la siguiente por el contacto de algún personaje o algo de la trama, como ocurría en esa obra maestra que es Tiempos violentos, de Quentin Tarantino, sino independientes. Tengo mucha confianza, porque fui muy exigente a la hora de escribir cada uno, desde el más pequeño, que va como prólogo antes de los títulos, hasta el más extenso.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias