Bahía Blanca | Viernes, 19 de abril

Bahía Blanca | Viernes, 19 de abril

Bahía Blanca | Viernes, 19 de abril

Caspalá: ese pueblito que ahora se volvió accesible

Hasta hace poco sólo se llegaba a caballo, mula o caminado por una simple huella, pero finalizado el tramo de ruta que lo une a la red provincial Caspalá se ha transformado en el nuevo atractivo turístico de la provincia de Jujuy. Y sólo con alrededor de 400 habitantes, una escuela y una capilla.

 Hasta hace poco sólo se llegaba a caballo, mula o caminado por una simple huella, pero finalizado el tramo de ruta que lo une a la red provincial Caspalá se ha transformado en el nuevo atractivo turístico de la provincia de Jujuy. Y sólo con alrededor de 400 habitantes, una escuela y una capilla.


 Ubicado en el departamento de Valle Grande, entre la Puna y la Quebrada de Humahuaca y cerca del límite con Salta, el paisaje sorprende en medio del verde de la Yunga, la selva de montaña y la aridez.


 ¿Cómo? Con casas de adobe de techos de caña y barro y su propia gente, que vive de la cría de cabras, ovejas y animales de granja, cultiva maíz, habas y diferentes papas de colores, elabora quesos y vende lana.


 


 Dime el color, dime la edad.


 Según Sixto Vázquez Zuleta, escritor y especialista que dictó una conferencia en la Sorbona de París sobre hábitos y ritos del norte argentino, lo que más llama la atención de la zona de Caspalá son las costumbres.


 Por ejemplo, la vestimenta de las mujeres, cuyos colores se diferencian de acuerdo a si se trata de niñas, adolescentes, mujeres solteras, casadas y viudas.


 El criterio es sencillo: cuanto más vivo es el color, más joven es la chica.


 A veces usan tinturas naturales y bordados en relieve con flores. Y algunas llevan sombreros adornados con cintas de colores.


 Otra costumbre curiosa es que las mujeres hilan la lana o el pelo de llama, mientras los hombres tejen.


 Vázquez Zuleta sostiene que mirando con atención los sombreros, se puede observar la "trompa", un instrumento musical que tocan las pastoras.


 Los pobladores de los cerros son muy religiosos y matizan las creencias y costumbres de sus antepasados con las que trajeron los conquistadores.


 La patrona, Santa Rosa, tiene sus festejos en agosto.


 El del último año coincidió con la inauguración del camino que unió al pueblo con la red vial provincial, uno de los acontecimientos más trascendentales de su historia, según publicó el periódico jujeño "La hora de Jujuy" (ver aparte).




 Grandes contrastes.


 La ruta 73 reemplazó un sendero de montaña que está a más de 3.200 metros de altura sobre el nivel del mar.


 Además de facilitar el acceso, el camino abrió una puerta al desarrollo, pues permitió el turismo entre regiones de grandes diferencias paisajísticas y climáticos y en lo que hace a flora y fauna.


 La Yunga fue declarada Reserva de Biósfera por la UNESCO y ostenta tanto verde que contrasta con el ocre y los cardones de la Quebrada y la Puna.



El pueblo era una fiesta










 El sábado 30 de agosto de este año fue histórico en Caspalá: se festejó el día de la patrona Santa Rosa, pero también se inauguró el camino que unió al pueblito con la red vial de la Provincia de Jujuy.


 La mula, el caballo y los largos caminos a pie dejaron entonces de ser obligatorios para vecinos y maestros.


 El acto se hizo en la entrada.


 Hubo oficios religiosos, misa y procesión con la imagen de Santa Rosa.


 "Nuestro sueño se ha cumplido, hoy lo tenemos y también la responsabilidad de seguir trabajando por este querido pueblo", dijo ese día el comisionado municipal, Alberto Apaza.


 Representantes del gobierno provincial prometieron la provisión de la energía eléctrica en forma permanente.


 La obra de la ruta costó 2,6 millones de pesos e implicó la apertura de unos diez kilómetros. También trabajar sobre un camino de montaña con pendientes que permiten buena maniobrabilidad, se explicó.


 




A buscar hospedaje. Caspalá y el resto de los pueblos de la zona no tienen comodidades hoteleras. El alojamiento debe buscarse en Humahuaca, cuya tarifa diaria de habitación doble, con desayuno incluído, arranca desde los 145 pesos.