El móvil estaría en los negocios

30/7/2005 | 09:00 | BUENOS AIRES (DyN) -- Con la impresión de que el móvil se esconde en los negocios del contador, los investigadores del crimen de Adolfo Herro (53), fusilado de un balazo de la cabeza en la localidad balnearia de Cariló, buscan ahora recuperar la información de su computadora personal. Según se supo, la pareja de la víctima, Lourdes Giménez, directora de Contabilidad del ministerio de Gobierno bonaerense, les habría explicado a los investigadores que la base de datos de la computadora que tenía Herro en su casa no estaba porque un virus la habría afectado.


 BUENOS AIRES (DyN) -- Con la impresión de que el móvil se esconde en los negocios del contador, los investigadores del crimen de Adolfo Herro (53), fusilado de un balazo de la cabeza en la localidad balnearia de Cariló, buscan ahora recuperar la información de su computadora personal.


 Según se supo, la pareja de la víctima, Lourdes Giménez, directora de Contabilidad del ministerio de Gobierno bonaerense, les habría explicado a los investigadores que la base de datos de la computadora que tenía Herro en su casa no estaba porque un virus la habría afectado.


 Los pesquisas mandaron a buscar el aparato y secuestrarlo para recuperar cualquier dato posible, pero se desconocen los resultados de la diligencia.


 Sospechan que allí podrían encontrar alguna punta que los lleve a saber quién asesinó a Herro, un contador que había asesorado al ministerio de Gobierno provincial.


 Por eso quieren conocer al detalle todos los aspectos que rodean al caso, en donde se habla hasta de presunto lavado de dinero y negocios oscuros.


 En el departamento donde vivía la víctima --ubicado en un edificio de la calle 51, entre 9 y 10, de La Plata--, los detectives incautaron gran cantidad de armas (el hombre era un amante de la práctica del tiro) y se llevaron agendas que permitirían avanzar en el caso.


Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

 Por lo pronto, el fiscal de Dolores, Diego Araujo, a cargo inicialmente de la pesquisa, pasó las actuaciones al titular de la Unidad de Investigaciones Complejas de Dolores, Eduardo Campos Campos, quien comenzó a trabajar en la cuestión.


 Una de las primeras medidas del funcionario habría sido la recepción de declaraciones testimoniales a los familiares de la víctima --quienes residen en Bahía Blanca--, con vistas a obtener algún dato sobre el pasado de Herro que aporte luz a la causa.

¿Intocable?




 "Herro era un intocable", dijo ayer Graciela Podestá, ex legisladora bonaerense de la Alianza, que encabezó una comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados provincial y había recibido una denuncia que salpicaba a la víctima.


 En declaraciones a varias radios, Podestá señaló que, en esa comisión, funcionaba una línea 0-800 en donde "un supuesto proveedor del Estado bonaerense, llamó para decir que Herro o alguien relacionado a él" estaría vinculado con una maniobra a investigar.


 A Herro, que había sido titular de la unidad ejecutora que se encargaba de comprar insumos en la provincia de Buenos Aires, lo relacionaban con la compra "irregular de unas armas Uzi en la Zona Franca de La Plata", dijo Podestá.


 A raíz de ello, se abrió un informe en donde se convocó al contador, a quien Podestá describió como un hombre "hermético", que --explicó que se decía-- "tendría una administración paralela".


 "Era un intocable --afirmó Podestá--; nos costó mucho llegar al fondo de él, parecía bien protegido. Más allá de las mesas de dinero que se le adjudicaban, lo que se decía entre bambalinas es que, aparte del cometido que él tendría, hacía su negocio particular".


 Podestá señaló también que, para esa época, no sólo investigaba a Herro, sino también el robo y manipulación de combustible en Dock Sud, y subrayó que en ese momento atentaron contra su persona. "Nunca se sabe de dónde vino" el ataque, añadió.


 En la madrugada del lunes último, Herro fue hallado muerto de un balazo en la sien izquierda, disparado desde muy corta distancia, cuando estaba a bordo de su auto Chevrolet Astra gris, frente a la casa que había comprado en Cariló.



Mustang Cloud - CMS para portales de noticias