Mercado Modelo Estomba

19/12/2021 | 09:19 |

   Una propuesta de gran éxito en la década del 60

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   Hace 59 años, en diciembre de 1962, se inauguró en la ciudad un nuevo Mercado Modelo, tipología comercial muy en boga en la época, ubicado en calle Estomba 626.

   Desde mediados de los 50, la ciudad vivió una suerte de fiebre comercial en la cual los denominados “mercados modelo” conformaban una propuesta considerada acorde para toda urbe moderna.

   El diseño de estas galerías consistía en un inmueble de planta rectangular, con un pasillo central, a ambos lados del cual se ubicaban los locales comerciales. Uno de los primeros en habilitarse, en 1959, tenía su acceso en la primera cuadra de calle Hipólito Yrigoyen. El emprendimiento se consolidó en 1961, cuando se amplió con otra galería con ingreso por Zelarrayán, frente a la Plaza Rivadavia.

   En octubre de 1961 se anunció la construcción del Mercado Estomba, con “53 modernos locales” y entrega asegurada en enero de 1962. “Con lo que pagaría de llave, compre su propio local en este monumental edificio”, señaló la promoción, que anticipaba una segunda salida por calle Patricios. El diseño incluyó dos galerías de circulación, con una batería adicional de locales en el centro, y una estética exterior terminada con revestimiento tipo Venecita, de distintos colores.

   La habilitación se hizo con 18 locales ocupados, entre ellos la fábrica de pastas de Domingo Benedetti, Panadería de Atilio Ciurlanti, Kiosco Dany, Copetín al paso de Fermín Urrutia, Pizzería Don Ramón de Ramón Benedetti, fiambrería de Osvaldo Michelini, Café Bar Americano Monte Carlo, de José Urban e hijos, y Creaciones Americana IMA de adornos para el hogar.

   Si bien el Mercado cerró sus puertas, es de los pocos que conserva un local en el acceso, de comidas al paso, la estética original e incluso algunos espacios de sus galerías ocupados.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias