Entre eventos e inauguraciones

La Cooperativa, con varios motivos para celebrar sus 100 años

25/10/2020 | 07:00 |

Durante la celebración del jueves próximo se inaugurarán dos nuevos emprendimientos: el Centro de Distribución y Fraccionamiento de Refrigerados y el Centro de Distribución de la Coope en Casa.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

   La Cooperativa Obrera arriba a su centenario tal cual su impronta de siempre: seguir creciendo y activando desafíos.

   La celebración, si bien se formalizará el 31 del mes en curso, ya arrancó con una serie de actividades programadas por la entidad.

   Pero a ello se le suman una serie de proyectos, algunos de los cuales ya se cristalizan en realidad, como la inauguración de un Centro de Distribución y Fraccionamiento de Refrigerados, que requirió una inversión de 7 millones de dólares.

   Las actividades arrancaron durante la semana con la XVI Jornada Universitaria de Entidades de la Economía Social en su edición internacional.

   Disertaron vía streaming el doctor Bernardo Kliksberg, destacado investigador argentino radicado en Nueva York, y el doctor Dante Cracogna, coautor de la actual Ley de Cooperativas.

   El viernes, en tanto, se reconoció al personal que cumplió 25 años de servicio en la institución.

   Para el jueves próximo, a las 9.30, está previsto el acto institucional central, destinado a autoridades, entidades, empresas proveedoras y medios de comunicación. Finalmente, el viernes 30, a las 20, se llevará a cabo un evento exclusivo para los más de dos millones de asociados. Contará con la conducción de Julián Weich y las participaciones de Soy Rada y Abel Pintos.

   El gerente general de la Cooperativa, Héctor Jacquet, aclaró que durante la celebración del jueves se inaugurarán dos nuevos emprendimientos: el Centro de Distribución y Fraccionamiento de Refrigerados y el Centro de Distribución de la Coope en Casa.

   En cuanto al primero, sostuvo que pone a la entidad a la vanguardia en el país en todo lo inherente a la cadena de frío en la distribución de productos perecederos.

   “Se trata de un edificio completamente refrigerado con tecnología italiana que puede contener la carga de más de cuarenta camiones semiremolques. Unos 1.100 pallets de mercadería perecedera correctamente estibados y refrigerados en forma permanente para ser distribuidos a las sucursales”, acotó.

   A su vez, dijo, ese centro contiene un fraccionamiento de fiambres y lácteos con tecnología alemana que asegura la óptima condición para que el producto sea envasado al vacío.

   “Todo esto demandará una inversión de 7 millones de dólares en un contexto muy difícil que atraviesa el país", manifestó.

   En cuanto al primer Centro de Distribución especialmente diseñado para el comercio electrónico, Jacquet sostuvo que es una práctica muy útil en tiempos de pandemia, pero que ha llegado para quedarse.

   "Una forma de comercialización distinta, con un tratamiento ético de la información, combatiendo cualquier exceso y con sistemas de seguridad de altísimo standard. La primera gran revolución fue pasar del almacén al autoservicio. La segunda, ésta de la compra física a la virtual",indicó.

   La logística, dijo, es la piedra angular de todo el proceso de comercialización.

   “Con nuestro modelo de comercio electrónico fuimos pioneros. Lo estuvimos desarrollando como soporte para las propias sucursales. Pero hoy apuntamos a optimizar el servicio en una especie de tienda oscura para el asociado, que nunca la va a ver, pero que tiene  góndola,  heladera, de un modo completamente diferente al tradicional. Sin decoración, muy sencilla, pero con la misma disposición de la mercadería de manera tal que allí trabajamos en la elaboración de los pedidos. Se trata del primer centro diseñado para comercio electrónico que se va a llevar a cabo en el país. Nos va a permitir crecer no sólo en Bahía Blanca sino también en Punta Alta”, manifestó.

  Jacquet anunció, además, la construcción de un edificio especialmente diseñado para contener la producción de software.

   “Nuestra gente de sistemas va a contar con un altísimo nivel de conectividad con las redes mediante un equipamiento de gran complejidad. Apostamos muy fuerte a desarrollar nuestro software”, indicó.

   Sostuvo que la concreción de todos estos proyectos derivará en la creación de cincuenta nuevos puestos de trabajo.

   Y también tuvo un párrafo aparte para la barriada de Villa Mitre, “sin dudas muy demandante y a la que vamos a satisfacer a la brevedad con mejoras en su sucursal”.

Una historia plagada de logros

   Héctor Jacquet hizo referencia al intenso recorrido que fue transitando la Cooperativa Obrera, desde sus inicios cuando a partir de su rótulo de empresa social fue concebida en 1920 por un grupo de 173 vecinos bahienses, en su mayoría obreros ferroviarios, quienes se unieron en un contexto socioeconómico muy complejo para resolver el precio justo y la calidad del pan, producto vital en la mesa familiar.

   "Esos hombres trabajaron fuerte y tomaron una decisión que marcaría el destino de la Cooperativa, la de no sacrificar en el presente el futuro. Así compraron un terreno en la esquina de España y Santa Fe y construyeron una panadería cooperativa para las décadas subsiguientes", manifestó.

   A partir de esa impronta, el 1 de mayo de 1932 fue que se inició la distribución de artículos de almacén, dando comienzo al servicio de abastecimiento de alimentos y bebidas, convirtiéndose en una cooperativa de consumo que se afianzaría en los barrios bahienses, pero que luego recalaría en la zona céntrica y en distintos puntos de nuestra región.

   "Un gran paso fue animarse a venir al centro de la ciudad donde estaban las grandes compañías, muchas de ellas inglesas. La Obrera se vino al Almacén Inglés, en calle Belgrano 45, estableciendo su primer almacén en el centro de la ciudad a partir de un acuerdo suscripto en 1949".

   Ya a mediados de los años `60, al país llegan los primeros supermercados.

   "Se trataba de una primer gran revolución en la comercialización. `Ya no tengo quien me atienda, me tengo que servir solo y luego pasar por una caja´. Y la Cooperativa se adaptó rápidamente al punto que en 1965 abrió el primer supermercado con autoservicio de todo el sur argentino".

   Ello derivó en marcar varios otros hitos, como recuperar el hermoso edificio de Brown y avenida Colón hasta convertirlo en un centro de compras.

   "Llegó el momento del establecimiento en el país de los hipermercados, por lo que a mediados de la década del `90 la Cooperativa inauguró el primer hipermercado de la ciudad. Y ya por comenzar el nuevo siglo, llegó su obra comercial más importante: el Bahía Blanca Plaza Shopping", recordó.

   "Pero en función de aggiornarse aún más a los tiempos que corren para prestar un mejor servicio a los asociados, es que la Cooperativa se expandió hacia la región con dos premisas: brindar eficacia y eficiencia para proteger la economía familiar de esos vecinos de la zona".

   El presente encuentra a la entidad con 134 sucursales distribuidas en cuatro provincias: Buenos Aires, La Pampa, Río Negro y Neuquén, superando los 2.200.000 asociados. Y siendo la segunda mayor cooperativa de consumo de América Latina.

   "Es importante tener en cuenta que la Cooperativa, desde el momento que salió a producir el primer kilo de pan hasta estos días, se ha convertido en una verdadera reguladora de precios donde no siempre se puede obtener el precio más barato, pero si el más justo, que es el que nivela los mercados", señaló Jacquet

   "Un sistema que también ha permitido un desarrollo fuerte de marcas propias con productos de buena calidad, que a su vez tiende a regular hacia dentro los precios", acotó.

   "¿Cuál es el secreto? Trabajar mucho mirando hacia adelante, no especular con el beneficio rápido y siempre tener por objetivo llevar el mejor servicio a la mayor cantidad de asociados posibles. Eso significa nuevas comunidades, nuevos barrios, nuevas ciudades, nuevas provincias, generando empleos de calidad".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias