Las pruebas que lo delataron

Cometió una entradera, se llevó dinero y celulares pero tuvo un descuido

23/1/2021 | 06:30 |

A Eduardo Bini lo condenaron a 6 años de prisión por el asalto a una familia en Eduardo González al 1600. También lo sancionaron por tener en su poder una pistola robada a una policía.

   El 7 de marzo del año pasado, sobre las 2.15, una mujer se encontraba junto a sus tres hijos y un sobrino que había llegado a visitarla a su casa de Villa Floresta.

   Algunos de los integrantes de la familia recién habían vuelto a la casa de Eduardo González al 1600, luego de tomar helado.

   Al menos dos delincuentes armados golpearon la puerta del frente y ante el típico "¿quién es?" desde adentro, respondieron un "yo" que terminó por engañar a uno de los niños.

   Los ladrones ingresaron a los gritos y maniataron a todos. A la mujer le apuntaron a la cabeza y le preguntaron insistentemente por su marido.

   "Si se desatan les pegamos un tiro. Vos tenés plata", le decían.

   Cuando revisaban el garaje, en busca de elementos de valor, uno de los chicos pudo zafar de las ataduras, ayudó a su madre y todos escaparon hacia un patio y saltaron a lo de un vecino, para reclamar auxilio.

   Los asaltantes escaparon rápidamente con lo que pudieron tomar: tres celulares, 1.200 pesos y un par de lentes. Huyeron en el Chevrolet Onix de la familia que luego abandonaron en Martina Céspedes al 800.

   La investigación tomó rápido impulso, al menos para localizar a uno de los delincuentes. Un descuido fue clave: el ladrón le habría dado uno de los celulares a su madre y se tomaron algunas fotos que llegaban a la nube que aún administraba la víctima.

   De hecho, en una de las fotos se pudo ver al acusado, Eduardo Daniel Bini, de 23 años, portando lo que sería un arma de fuego.

   Ese dato, más algunas declaraciones testimoniales de valor, fueron prueba suficiente para que la justicia bahiense condenara a Bini a 6 años de prisión.

"Concluyente y suficiente"

   "La prueba es concluyente y por demás suficiente para incriminarlo", aseguró la jueza Daniela Fabiana Castaño, del Tribunal en lo Criminal N° 3, a cargo de la resolución del caso.

   Bini fue atrapado casi una semana después del atraco, cuando había abandonado la ciudad.

   Una comisión policial lo detuvo en Viedma, minutos después de arribar a la terminal de ómnibus de esa ciudad, procedente de Bahía.

   Además del robo, la justicia le impuso la pena por la tenencia en su poder de una pistola 9mm., reglamentaria, que había sido robada, el 16 de septiembre de 2019, a una mujer policía en su vivienda de nuestra ciudad.

   El arma fue secuestrada durante un allanamiento que se realizó en una casa que ocupaba Bini, en Independencia al 3800, según se informó.

   En definitiva, Eduardo Bini recibió la pena de 6 años de prisión por los delitos de robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada, encubrimiento y tenencia de arma de fuego de guerra.

La nocturnidad, un agravante

   La defensa de Bini pretendía evitar el agravante de la nocturnidad para cometer el hecho, pero la jueza Castaño coincidió con la fiscalía y lo agregó.

   Rechazó el argumento que dice que "no resulta aplicable para los hechos delictivos que se desarrollen en el interior de una vivienda".

   “Eran las dos de la madrugada y los jóvenes fueron sorprendidos cuando acababan de ingresar a su domicilio. Los sujetos llegaron a ese lugar amparados por la soledad de noche, sin presencia de vecinos u ocasionales transeúntes”, explicaron desde el tribunal que lo juzgó.

   En el mismo sentido se tuvo en cuenta la pluralidad de personas que intervinieron en el delito, pues esa situación "resultó necesaria" para reducir a las víctimas "facilitando la comisión del hecho". A modo de atenuante de la sanción, la jueza tuvo en cuenta la falta de antecedentes del acusado.

Denuncia de un vecino por usurpación

Allanamiento. El allanamiento que permitió el secuestro del arma de la policía, en noviembre de 2019, se realizó luego de que un vecino denunciara a Bini por exhibir armas, realizar disparos y usurpar una vivienda suya, en Independencia 3800.

Detenciones. En ese momento, además del joven, fue arrestada Perla Susana Chiavetta.

Secuestro. En el lugar la policía encontró el arma Bersa sustraída, dos cargadores con 6 municiones 9mm y un cartucho intacto calibre 14.
Droga. Además, una balanza pequeña, un rayador que contenía un polvo de color blanco símil clorhidrato de cocaína y dos teléfonos celulares.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias