Bahía Blanca | Viernes, 12 de abril

Bahía Blanca | Viernes, 12 de abril

Bahía Blanca | Viernes, 12 de abril

Nayib Bukele invitó a Patricia Bullrich a conocer su sistema de seguridad

Ambos participaron de la Conferencia de Acción Política Conservadora, el mismo foro donde disertará el sábado Javier Milei y el expresidente Donald Trump.

Foto: Clarín

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich se reunió este jueves en Washington con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, quien la invitó a su país para mostrarle en persona el programa con el que logró bajar drásticamente la violencia.

Bullrich vino a la capital estadounidense con una agenda intensa, que comenzó con un discurso en una conferencia conservadora y siguió con encuentros con funcionarios del FBI, la DEA, del Departamento de Seguridad Interior, la Organización de Estados Americanos y un cara a cara con el presidente salvadoreño, una reunión que ella deseaba concretar.

Los funcionarios se reunieron en el marco de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC por sus siglas en inglés), el mismo foro donde disertará el sábado el presidente Javier Milei y el ex jefe de la Casa Banca Donald Trump.

La ministra dio un discurso en esta Conferencia el miércoles, el día de la inauguración, y se refirió a la necesidad de coordinar "los esfuerzos del mundo libre y democrático” para desbaratar organizaciones criminales y los vínculos entre el PCC, Hezbollah, Hamas y a Irán.

Bukele, considerado un referente de la derecha del continente, habló este jueves y su discurso se centró en cómo había logrado descender abruptamente el índice de criminalidad de su país, que estaba acorralado por la violencia de las pandillas.

Cuando terminó el discurso, Bullrich y Bukele conversaron por 10 minutos sobre lo que ambos hicieron en materia de seguridad. “Me invitó a El Salvador para que vea en el terreno que su programa es un proyecto integral, que no es solo cárcel”, dijo la ministra. “Fue un buen primer contacto para trabajar juntos”, agregó.

“Le conté cómo estábamos trabajando nosotros y él me dijo: vení porque nosotros teníamos un país tomado y la gente hoy se siente liberada y sé que ustedes están haciendo un gran esfuerzo”, contó Bullrich.

En el 2015 El Salvador fue catalogado como la nación más violenta del mundo con una tasa homicida de 105 por cada 100.000 habitantes, según cifras oficiales. Desde que Bukele asumió la presidencia en el 2019 más de 71.000 personas fueron detenidas y el país alcanzó la tasa de encarcelamiento más alta del mundo. Hoy dos de cada 100 salvadoreños adultos están en la cárcel, muchos aguardando su proceso. (Clarín)