Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

El puerto de Bahía Blanca apunta a un mínimo de 50 pies de calado

Busca poder operar con buques cada vez más grandes. Las tareas de profundización se iniciarán a fines de 2024 o principios de 2025.

Que el puerto de Bahía Blanca está a las puertas de una gran transformación constituye una verdad palpable a simple vista, sobre todo por los grandes proyectos hidrocarburíferos en marcha y en carpeta.

Incluso, a tal punto llega ese proceso de cambio que, por primera vez en la historia, y como consecuencia del desarrollo de Vaca Muerta, los cereales podrían perder su sitial de privilegio entre las cargas para dar paso a los productos químicos y combustibles, aunque conservando la relevancia que supieron lograr desde el nacimiento mismo de la estación portuaria.

Y para responder, acompañar y facilitar esa transformación que ya comienza a ponerse de manifiesto en el estuario, las autoridades del Consorcio de Gestión decidieron encarar nuevas obras de dragado en el canal principal de acceso, apuntando a una profundidad operativa mínima de 50 pies (15,24 metros) independiente del estado de las mareas.

En ese marco, tal como lo señaló días atrás el sitio especializado Argenports.com, el ente portuario busca concretar en los próximos meses una serie de estudios sobre las características del lecho marino y determinar con qué equipos deberán realizarse esas tareas de profundización.

La idea es poder dragar a fines de 2024 o comienzos de 2025, poniendo el acento, en una primera etapa, en la zona de acceso al sistema portuario local, buscando brindar el calado necesario para la operación de grandes buques petroleros en Puerto Rosales, donde se levantará un muelle offshore a un par de kilómetros de la costa, para la operación de barcos Suezmax, de 160 mil toneladas de porte bruto y una eslora de entre 250 y 300 metros.

Pero a esto debe sumarse un ambicioso proyecto por parte de Refinería Bahía Blanca, ya en marcha y muy avanzado, para exportar crudo desde puerto Galván en Suezmaxes.

De hecho este año ya inició los despachos al exterior pero en tanqueros de menor tamaño, y ahora requiere que el canal pase de 13,50 metros (unos 45 pies) a un mínimo de 15,50 metros (casi 51 pies) para cargar, sin limitaciones, buques con 1 millón de barriles de petróleo.

Hoy la posta 3 de inflamables de Galván, por donde se concretarán los despachos, ya tiene capacidad para operar Suezmaxes con algunas limitaciones, aunque se harán algunas obras para poder llevar esa capacidad a 175 mil toneladas de desplazamiento

Según pudo saberse, todo el proyecto avanza muy rápido y podría estar listo para fines del año próximo.

En tal sentido, ya se concretó la construcción de un primer tanque de almacenamiento (30 mil m3) que se suma a otros 10 mil m3 disponibles, y a mediados de año, mientras se avanza en la ingeniería del proyecto de conexión del oleoducto de Oldelval (Vaca Muerta – Rosales) con la refinería (unos 11 kilómetros), se trabaja en la concreción de otro tanque de 50 mil m3, que estará listo a mediados de 2050.

Obviamente, la decisión del Consorcio de llevar la profundidad a un mínimo de 50 pies también tiene que ver con la necesidad de disponer de mayor calado de cara al gigantesco proyecto de Gas Natural Licuado (GNL) que impulsan Petronas e YPF en terrenos linderos con la termoeléctrica whitense, frente al canal.

Si este proyecto se concreta en toda su magnitud prevista, se prevé el ingreso de unos 460 buques por año, en menos de una década.

A esto debe sumarse también la iniciativa que evalúan construir en la zona de Galván, detrás de la ex refinería de la Esso, la texana Excelerate Energy y TGS, para exportar GNL en buques de gran tamaño.

El canal principal

El sistema portuario de Bahía Blanca se compone de una vía navegable de acceso constituida por un canal de 97 km. de longitud y 190 metros de ancho de solera, que posibilita la navegación de buques de hasta 45 pies (13,72 m.) de calado.

Cabe recordar que el puerto local viene operando de manera más que satisfactoria con un calado de 45 pies  y que en 2013, en lo que constituyó una obra fundamental para el crecimiento, el Consorcio encaró el dragado a 50 pies (con marea alta) del canal principal y sitios de atraque.

Esto permite que los barcos salgan cargados a pleno durante un espacio mayor de tiempo y que lleguen buques de mayor porte, condición que justifica fletes lejanos.

De hecho, aunque podía haberse dragado aún más, se vino funcionando con esa calado porque no había requerimientos de mayor profundidad.

Licitación en marcha

Sin embargo, por todo lo detallado anteriormente, el panorama cambió y ahora el Consorcio tiene en marcha una licitación para realizar estudios de factibilidad, para el acceso de grandes buques por el canal principal.

La apertura de las ofertas se hará el miércoles 3 de enero próximo, a las 11, pero días atrás ya se concretó una visita obligatoria para analizar el alcance y las condiciones generales de la compulsa.

El plazo de ejecución de las tareas será de tres meses y obviamente incluye la zona de Puerto Rosales, donde, como se dijo, se prevé el ingreso de buques petroleros de gran tamaño, al igual que en Puerto Galván. 

El concurso abarca la provisión de los medios necesarios (embarcaciones y equipos), la realización de los levantamientos y muestreos en campo y su posterior procesamiento y presentación en sendos informes a entregar al Consorcio, para poder ser empleados en los estudios tendientes a establecer la adecuación del Canal Principal de Acceso a l Puerto de Bahía Blanca para la navegación de Grandes Buques.