Bahía Blanca | Viernes, 19 de abril

Bahía Blanca | Viernes, 19 de abril

Bahía Blanca | Viernes, 19 de abril

La policía brasileña reprimió a los hinchas de Boca en Copacabana

Un grupo de barras de Fluminense habría atacado a los xeneizes. Por el momento hay dos detenidos.

Fotos: TN

Este jueves se produjeron serios incidentes en la playa de Copacabana, una de las más populares de Río de Janeiro, cuando hinchas de Fluminense quisieron emboscar a los de Boca en la previa de la final de la Copa Libertadores que se disputará el sábado. La Policía intervino y detuvo a dos personas.

Uno de los momentos de mayor tensión se vivió cuando un efectivo se metió al mar para detener a un hombre que llevaba indumentaria de Boca, con el número 12 en el pecho. Entre las olas lo pudo alcanzar y finalmente lo retuvo.

La Policía Militar de Río de Janeiro publicó un comunicado en el que informó que dos personas fueron detenidas esta tarde en Copacabana luego de “un principio de tumulto” entre hinchas de Boca y de Fluminense.

“Los policías actuaron rápido y detuvieron a dos involucrados, siendo uno brasileño y otro argentino”, precisaron.

Sin embargo, muchos videos muestran cómo fue la situación: de la tranquilidad al miedo en pocos segundos. Los brasileños llegaron por la avenida principal y bajaron hacia el mar con el único objetivo de violentar a los xeneizes.

“No puede ser que nos hagan esto en el Fan Zone; Boca vivía su propia fiesta, tomábamos caipirinhas y mirábamos el atardecer, porque Boca es familia. Hasta que vinieron a robarnos y a pegarnos, nos tiraron de todo. No puede vivirse así el fútbol, vinimos para disfrutar, no para que nos acribillen a golpes”, contó uno de los hinchas.

“Esto va más allá de un partido: se disfrazan de hinchas de Fluminense para hacer delincuencia. Me robaron las llaves del auto, los documentos, el pasaporte, la cartera, me pegaron y lo que más me duele es que no pude defender a mi familia; también le robaron a mi esposa y le pegaron a mis hijos”, se explicó.

Como si fuera poco, señalaron que las fuerzas se desquitaron con las víctimas, en lugar de ir contra los agresores: “La Policía no agarró a ningún criminal y solo reprimió a los hinchas de Boca. Así tratan a la gente en Brasil: le disparan aunque no hagan nada”, señalaron.