Bahía Blanca | Miércoles, 28 de febrero

Bahía Blanca | Miércoles, 28 de febrero

Bahía Blanca | Miércoles, 28 de febrero

Las mejores jugadas del póker y cómo se hacen

En este artículo vamos a cubrir las mejores jugadas, desde la poderosa escalera real hasta el humilde par de doses. 

El póker es un juego de cartas muy popular en todo el mundo, caracterizado por sus reglas y numerosas variantes. Ya juegues a la versión tradicional, o al innovador poker online, es importante conocer bien los pormenores del juego, ya que será la única manera de hacerse con la victoria. En este artículo vamos a cubrir las mejores jugadas, desde la poderosa escalera real hasta el humilde par de doses. Podrás defenderte en una partida de póker, identificando oportunidades de faroleo y leyendo las señales de tus oponentes. Será más fácil que te hagas con la victoria si aplicas estrategias como el conteo de outs y la gestión adecuada de tu stack. Recuerda que la paciencia es clave, y saber cuándo retirarte puede ser tan importante como saber cuándo apostar fuerte.

Prepárate para sumergirte en el emocionante mundo del póker y demuestra tus habilidades en la mesa. Elije la sala líder a nivel global, con una impresionante base de más de 10 millones de jugadores y cuentas activas. Los torneos gratuitos que ofrece premios mínimos de 300,000 dólares explican por qué un nuevo jugador se une cada 12 segundos a esta plataforma. Ya sea que seas un experto en el juego o estés dando tus primeros pasos, aquí encontrarás el espacio adecuado para jugar póker online.

Jugadas del póker que debes conocer

1.     Pasar o retirarse

Es la jugada más simple del póker, pero es importante dominarla.

En el caso de que el jugador piense que sus cartas no son muy buenas para competir, y no vaya a ser capaz de marcarse un farol, es mejor pasar o retirarse. Esto quiere decir que abandonas la mano y pierdes cualquier apuesta que se haya realizado con antelación.

Una retirada a tiempo podría ser una victoria, ya que podría evitar gastar más dinero en una jugada que no se iba a ganar.

2.     Igualar o pasar

Llegará un momento en el que el jugador tendrá que elegir si igualar o pasar en una mano. Si decide igualar, esto quiere decir que podrá permanecer en esa mano sin tener que poner más dinero.

3.     Apostar

El jugador tan solo podrá hacer una apuesta si nadie más lo ha hecho en la misma ronda.

Esto quiere decir que tendrán que añadir una cantidad de dinero en el bote. Una vez lo haya hecho, los jugadores deben igualar o superar esta cantidad si quieren seguir con la misma mano.

4.     Igualar

Si otro jugador ha hecho una apuesta, un nuevo jugador puede elegir por igualarla: esto quiere decir poner la misma cantidad de dinero en el bote, y así poder seguir en la misma mano.

5.     Subir

Otra opción a sopesar en una partida de póker es aumentar una apuesta existente. Esto obligará a los jugadores a igualar la nueva cantidad o retirarse.

Lo cierto es que la estrategia de subir suele tener una ventaja estratégica y contribuir a incrementar el tamaño del bote.

6.     Re-Subir

Esta jugada se produce cuando un jugador ya ha subido una apuesta. Una de las opciones que se le presenta a otro jugador es volver a subir la apuesta, incrementando todavía más la cantidad en el bote.

Esto podría desencadenar una sucesión de re-subidas, siendo una estrategia muy interesante en el póker (aunque hay que tener una cierta experiencia y destreza para que salga bien).

7.     All-In

Se puede traducir como tirar todas las fichas. Hace referencia a apostar todas las fichas en la misma mano.

Por un lado, limitará su capacidad de apostar más dentro de la misma mano, pero puede ser una estrategia muy interesante a la hora de hacer presión sobre los adversarios.

8.     Igualar o subir

Otra de las opciones que se les presenta a los jugadores es igualar una apuesta inicial y subir la apuesta en la misma ronda. Puede ser muy efectivo para los jugadores que intenten apostar un bote que ha sido igualado.

9.     Marcarse un farol

La opción del farol es una de las estrategias más representativas del póker, permitiéndonos ganar mucho sin tener una combinación ganadora. El objetivo es aparentar que se tiene unas cartas fuertes, cuando en realidad son débiles o muy malas.

Dominando las emociones, se puede conseguir que los oponentes se retiren y ganar el bote. Y lo mejor de todo es que, si sale bien, el jugador que se ha marcado un farol no tendrá que mostrar sus cartas; así, nadie conocerá su estrategia.

10.  Semi-farol

No es tan habitual como el farol, pero puede ser determinante. Es similar al anterior, con la particularidad de que el jugador puede mejorar su mano si recibe las cartas correctas en las siguientes rondas.

Digamos que le añade una capa extra al farol y puede que no lo llegue a ser.

11.  Juego lento

El juego lento permite que un jugador pueda optar por una mano fuerte de forma pasiva para conseguir que los oponentes apuesten más en el bote antes de que se revele su verdadero poder. Digamos que es una especie de farol, pero sin llegar a utilizar ninguna carta.

12.  Desechar las cartas

También conocido como Muck, es una acción que permite al jugador descartar las cartas sin llegar a mostrarlas. Con esto se consigue que queden en secretos y que nadie pueda saber la estrategia que han seguido, siendo algo definitivo para el futuro.

13.  Enseñar las cartas

Una vez que se ha llegado a la última ronda de apuestas, en el caso de que haya más de un jugador que siga en la mano, deben mostrar sus cartas para determinar quién gana el bote.

Ganará la mejor mano.

Estas acciones son fundamentales para hacer una buena partida de póker.