Bahía Blanca | Viernes, 03 de febrero

Bahía Blanca | Viernes, 03 de febrero

Bahía Blanca | Viernes, 03 de febrero

Fernando Báez Sosa: la fiscalía pidió prisión perpetua para los rugbiers

Mañana será el turno de la defensa de los imputados y tendrán la oportunidad de decir sus últimas palabras.

La fiscalía pidió la pena de prisión perpetua para los ocho rugbiers acusados y que se procese por "falso testimonio" a los dos amigos de los imputados que declararon como testigos.

Se trata de Juan Pedro Guarino (22), quien estuvo imputado en el inicio de la causa y luego fue sobreseído, y de Tomás Ítalo Colazo (20), quien estuvo presente la noche del crimen y fue testigo, pero nunca no estuvo implicado en el ataque.

Ambos testigos declararon el lunes 16 de enero, en la decimoprimera audiencia del juicio oral. Originalmente estaba previsto que dieran su testimonio el miércoles 18, pero se adelantó su citación para evitar que coincidiera con el tercer aniversario del crimen.

En su declaración, Guarino dijo que sintió "vergüenza y mucho dolor", pero sostuvo que no vio ninguno de los golpes. También contó que estaba "cansado" de que siempre se pelearan y que le había prometido a su novia y a su madre que si volvía a hacerlo, se iba de Gesell.

"Yo imaginé que iban a pelearse de vuelta, y no lo podía creer", dijo del momento de la salida. "Veo a todos los otros, a Máximo Thomsen contra un chico tirado en el piso, después me entero quién era. Al otro día me entero. Cuando vi eso no lo pude creer. Me enojó muchísimo, y me fui", relató.

"No pude creer, imaginé que se estaban peleando de vuelta y, ya cansado, me fui. Habíamos ido de vacaciones a pasarla bien, ellos ya se habían peleado anteriores veces. Yo había hablado con mi mamá y con mi novia, que si volvía a pasar me iba a volver de las vacaciones. Por eso digo que no lo podía crear", dijo.

 Sin embargo, cuando el abogado Fernando Burlando le preguntó si vio alguno de los golpes que recibió Fernando, dijo que no, que no vio golpes de ninguno de los acusados. "¿Se movía la persona que estaba en el piso, Juan?", preguntó el abogado. "Por lo que llegue a ver, no", respondió Guarino.

Fernando Burlando, abogado de la familia de Báez Sosa, consideró que los fiscales "fueron consistentes y claros, algo que necesitamos en esta instancia".

"Fue muy bueno. Estamos conformes. Habla de que hay una opinión similar a la nuestra", expresó.

Luego del cuarto intermedio, Hugo Tomei -abogado de los acusados- salió de los tribunales y tuvo un breve contacto con la prensa.

"No voy a hablar, faltan los alegatos del particular damnificado. No voy a hablar ni hacer ningún balance", deslizó al ser consultado sobre el pedido de prisión perpetua para sus defendidos por parte de la Fiscalía.