Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Sufrió un asalto y fue golpeado Agustín Sández, tras volver de Paraná con el plantel de Boca

El futbolista fue agredido con un arma y los ladrones se apoderaron de su camioneta con sus pertenencias.

   El jugador de Boca Juniors, Agustín Sández fue asaltado por una bandas de delincuentes armados que lo golpeó y le robó su camioneta cuando llegaba a su domicilio en la localidad bonaerense de Lanús Oeste, tras regresar de Paraná, donde Boca perdió ante Patronato.

   Cuatro de los sospechosos -de 15, 17 y 18 años- y un indocumentado, fueron detenidos más tarde en el barrio porteño de La Boca, tras ser interceptados con la camioneta del futbolista y un auto que iba de apoyo, añadieron los voceros.

   El hecho ocurrió ayer cerca de la medianoche, cuando Sández (21) llegaba a su vivienda ubicada en el cruce de las calles 2 de Mayo y Coronel Seguí, de Lanús Oeste, en la zona sur del conurbano bonaerense.

   El joven estaba a bordo de su Volkswagen Amarok  gris cuando fue abordado por al menos cuatro delincuentes que se movilizaban en dos autos, un Toyota Corolla blanco y un Volkswagen Gol negro, que había sido robado instantes antes a pocas cuadras.

   Los voceros detallaron que los aslatantes golpearon a Sández en la cabeza y le robaron su camioneta, a bordo de la cual huyeron junto con el Toyota, al tiempo que dejaron abandonado en el lugar el Gol.

   Tras un alerta emitida por la policía bonaerense a la Policìa de la Ciudad debido a que los sospechosos, tras el asalto, se dirigieron con sentido a Capital Federal, se montó un operativo, en el marco del cual el Toyota y la Amarok fueron divisados en el límite de ambas jurisdicciones.

   Voceros de la fuerza porteña informaron que los rodados fueron vistos cuando circulaban a la altura de la calle Necochea y la avenida Suárez, de La Boca, por lo que se inició una persecución.

   El primero de los vehículos, el  Toyota Corolla, fue ubicado cuando lo dejaron estacionado en las calles Olavarría y Ministro Brin, mientras que la Amarok del futbolista fue recuperada tras una persecución que finalizó sobre el Puente Nicolás Avellaneda, donde el rodado chocó contra el guardarrail.

   Tras los procedimientos, quedaron detenidos cuatro sospechosos, dos de ellos menores de edad, quienes fueron puestos a disposición de la justicia
de Menores.

   Tras el hecho, el jugador de Boca mostró en redes sociales su cabeza ensangrentada producto de un golpe que recibió por parte de los
delincuentes.

   “Me acaban de robar la camioneta y todas mis pertenencias”, publicó Sandez en su Instagram.

   Fuentes policiales informaron que el futbolista fue asistido en el lugar del asalto por persona médico de una ambulancia y que se encuentra fuera de peligro.