Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Kevin Spacey quedó en libertad bajo fianza tras presentarse ante un tribunal

El artista estadounidense fue acusado de cuatro cargos de agresión sexual contra tres hombres.
 

   Tras presentarse por primera vez ante el tribunal de Londres por las denuncias por abuso sexual en su contra, Kevin Spacey quedó en libertad bajo fianza. Su abogado, Patrick Gibbs, aseguró que el actor es inocente. "El señor Spacey niega enérgicamente cualquier y toda criminalidad en este caso", manifestó durante la audiencia que duró media hora. 

   Según dispuso el magistrado Tan Ikram, Spacey puede regresar a Estados Unidos, su país natal, pero el 14 de julio debe volver a presentarse en el Tribunal de la Corona de Southwark para declararse culpable o inocente. Semanas atrás, la Fiscalía de la Corona de Reino unido lo había imputado por cuatro cargos de agresión sexual contra tres hombres.

   El actor -reconocido por su trabajo en Belleza americana, House of Cards y Seven, entre otros proyectos exitosos- habría cometido los delitos entre 2005 y 2013, cuando se desempeñaba como director del prestigioso teatro Old Vic. Dos de ellos en Londres y uno en la localidad de Gloucestershire. Un detalle no menor es que el teatro pidió disculpas luego de revelar que había recibido alrededor de 20 denuncias contra Spacey por mal comportamiento.

   En medio de la revolución que generó el movimiento #MeToo en Estados Unidos, el actor atravesaba uno de los mejores momentos de su carrera cuando el actor Anthony Rapp lo acusó de habérsele insinuado sexualmente durante una fiesta en 1986, cuando solo tenía 14 años. Desde entonces le llovió una decena de denuncias, muchas de ellas anónimas, con las que le adjudicaron un comportamiento inapropiado. En consecuencia, el intérprete no solo tuvo que presentarse ante la Justicia en reiteradas ocasiones, sino que su carrera se vio severamente afectada. MCR, la empresa productora de House of Cards decidió apartarlo del elenco y "matar" a su personaje en la ficción luego de ser acuso de abusar sexualmente a miembros del equipo de producción.

   Además, Spacey fue demandado por incumplimiento de contrato, ya que la productora sufrió pérdidas millonarias cuando de manera repentina tuvo que detener las grabaciones de la sexta temporada para retirar Frank Underwood -su personaje-, reescribir el guion y acortar los episodios de 13 a 8 para cumplir con el plazo de entrega estipulado con Netflix.

   Finalmente, en 2021 la Justicia dictaminó que el actor debía pagar la suma de  US$ 31 millones de dólares. (NA)