Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Para Lucho Franchi, la segunda fecha del Invernal "tiene un valor emocional muy grande"

El medanense se quedó con la segunda fecha disputada ayer y tuvo sobradas razones para celebrarlo. 

Foto: Archivo- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

   

   Lo que para muchos puede carecer de valor, para el medanense Luciano Franchi y los suyos tuvo un significado emocional inmenso.

   El triunfo en la segunda fecha del Torneo Invernal 2022, celebrada ayer en el Héctor Evaristo Plano de Aldea Romana, armonizó las aguas y reavivó el espíritu competitivo en el team del excampeón, tras un pasado certamen estival que estuvo muy lejos de las pretensiones.

   Es cierto que Pomelo luce en sus laterales un para nada despreciable Nº3. Pero las últimas producciones veraniegas, conforme a un auto que no se mostró del todo contunde, no le permitieron defender a capa y espada y título logrado en el ciclo anterior.

   “Lo de hoy todo tiene un valor emocional muy grande, realmente lo necesitábamos. Mi campeonato pasado fue bueno durante las siete primeras fechas, pero después prácticamente vine a participar. Estuvimos muy complicados y nos dolió mucho no poder defenderlo bien”, expresó Lucho tras bajar del podio.

   “Volvimos a sonreír. Y me pone muy feliz sobre todo por los chicos, que nunca bajan los brazos y siguen laburando sin parar en el auto”, agregó el piloto de Médanos.

   Lucho es uno de los pocos volantes de la plana puntera que valora de principio a fin las convocatorias invernales. No por nada su palmarés ostenta dos títulos de tal naturaleza…

   En tal sentido, y considerando las necesidad de recobrar su mejor versión mecánica y conductiva, dicho ciclo, que de por sí incentiva con el 30% de arrastre de puntos de cara a noviembre, es prácticamente una cita obligada.

   “El Invernal lo tomamos siempre muy en serio y con mucho compromiso. Y ahora más que nunca, porque tenemos mucho trabajo por hacer para volver a encontrar el auto y que sea otra vez rápido”, explicó.

   “Sé que nos falta un poco, pero hoy (por ayer) se vio que el auto es bueno. Hay que mejorar girando, cuando hay piso traccionador como en la serie, que estaba ideal para hacer un tiempazo y tal vez el auto no fue del todo contundente”, agregó Pomelo.

   La satisfacción de Lucho fue total. El auto rindió, se volvió al triunfo y, por si fuese poco, se protagonizó una competencia final de alto voltaje, luego de electrizante duelo con el cabildense Gastón Pérez.

   “Sabía que se iba a dar una carrera de ese estilo, por cómo estaba la pista. La primera largada fue muy buena, pero menos mal que se paró porque se nos pinchó una rueda después del toquecito con Roy”, explicó Lucho, en relación al primer intento que lo tenía como líder.

   “Pero después, desde la cuerda, largué bien y mantuve la cuerda, hasta que apareció el Mono y me sorprendió por afuera. Hizo una buena diferencia de entrada, pero sabía que si aceleraba poco y bien pegadito al cordón, le iba a achicar la diferencia. Por suerte salió”, cerró.