Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Unos 50.000 bahienses tenían un empleo precario al final de 2021

Un estudio afirma que sigue elevado el porcentaje de conciudadanos con un trabajo sin aportes o con duración acotada.

Archivo La Nueva.

   Unos 50.000 bahienses tenía un empleo precario al último trimestre de 2021, es decir, no estaba registrado, tenía un contrato laboral de duración acotada o era un trabajador independiente sin aportes, de acuerdo con un informe del Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca-Argentina (CREEBBA).

   Dentro de ese total, 29.000 trabajadores eran informales, es decir, no se les practicaba descuento jubilatorio sobre sus recibos de sueldo, por lo que no contaban con aportes actualizados al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

   “En la ciudad de Bahía Blanca, según los datos de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC (EPH), se estima que la tasa de informalidad alcanzó al cierre del cuarto trimestre de 2021 el 29% (lo que equivale a aproximadamente a 29.000 personas), mientras que la tasa de precariedad se ubicó en 36,3% (aproximadamente 50.000 individuos). A nivel nacional, por su parte, la tasa de informalidad asciende a 34,5% mientras que la de precariedad fue de 41,9%”, señalaron desde el CREEBBA.

   Los registros del Centro de Estudios local señalan que la tasa de precariedad pasó, en un año del 37 al 36,3% entre el cuarto trimestre de 2020 e igual lapso de 2021, lo que equivale, en cifras absolutas, a 600 trabajadores menos en un año o 0,7 puntos porcentuales (pp) menos.

   Del lado de la tasa de informalidad, en idéntico lapso, la misma presentó un aumento interanual marginal en el trimestre en cuestión, ya que pasó del 28,8% al 29%  (+0,2 pp).

   Los trabajadores informales son quienes vienen padeciendo con mayor énfasis la pérdida de poder de compra de sus salarios: para tener el mismo bienestar en términos de poder adquisitivo que en 2015, sus remuneraciones deberían crecer a razón del 45% por encima de la inflación del período, de acuerdo con los datos del Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía (MATE), mientras que para los privados la recomposición necesaria sería del 28% y para los públicos sería del 32%.