Bahía Blanca | Viernes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Viernes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Viernes, 20 de mayo

Petróleo offshore: la secretaría de Energía e YPF expusieron en Bahía

Dieron detalles del proyecto que buscan concretar en el Mar Argentino Norte y hablaron de una oportunidad histórica para el país.

Desde la izquierda, López, Bolatti, Gay, Susbielles, Duzdevich y Corral, durante el encuentro. Fotos CGPBB y Archvo - La Nueva.

Adrián Luciani
aluciani@lanueva.com

   Aún no hay nada decidido ni se trata de un proceso a corto plazo. Tampoco hasta ahora la Justicia ha dado luz verde ni se sabe efectivamente si en la Cuenca Norte del Mar Argentino hay crudo suficiente como para ser comercializado. Sin embargo, Bahía Blanca ya se prepara para participar de la explotación petrolera offshore.

   Días atrás estuvieron en el Consorcio de Gestión del Puerto representantes de la secretaría de Energía de la Nación y de YPF brindando detalles del proyecto que se busca llevar a cabo en la cuenca norte del Mar Argentino.

   Del encuentro, y en lo que marca la unidad de los principales actores políticos y económicos de la ciudad en un tema que puede ser vital para el futuro bahiense, tomaron parte el intendente Héctor Gay y el titular del puerto, Federico Susbielles.

   Ambos dirigentes estuvieron acompañados por representantes de la Unión Industrial, Bolsa de Comercio, Zona Franca, cámaras portuarias, sector gremial y los rectores de la Universidad Nacional del Sur y de la Facultad. Regional de la UTN.

   Ya el año pasado una comisión de Equinor e YPF recorrieron el puerto bahiense para conocer sus aptitudes para el offshore y ahora la petrolera estatal volvió estar presente.

   Se estima, si la exploración arroja resultados positivos, que el primer pozo podría comenzar a producir, con suerte, en unos tres años.

   En tal sentido, del encuentro realizado el martes participaron Aldo Duzdevich, asesor del secretario de Energía de la Nación; Néstor Darwin Bolatti, director de Exploración Offshore de YPF; ingeniero Pablo López, director de la carrera de Ingeniería en Petróleo de la UNAJ y consultor técnico de la subsecretaría de Hidrocarburos y la ingeniera Silvia Corral, coordinadora de Exploración de Hidrocarburos de la subsecretaría de Hidrocarburos.

   “Convertir los recursos naturales en energía y mejorar la calidad de vida de las personas, garantizando la sustentabilidad, es el gran desafío del futuro”, expresó Susbielles.

   Por su parte, Héctor Gay destacó el potencial que esta actividad puede tener en la vida económica de la ciudad, con una altísima oferta laboral y señaló que Bahía Blanca y su puerto tienen una larga tradición petrolera y una visión proactiva hacia este tipo de actividades.

   Duzdevich, al ser consultado por “La Nueva.”, explicó que se va a realizar un pozo exploratorio, llamado Argerich, en un área que YPF ya tenía estudiada y que está a 300 kilómetros de Mar del Plata.

   “Se calcula que en ese solo yacimiento puede haber la misma cantidad de petróleo que hoy YPF está sacando en toda la Argentina: unos 200 mil barriles diarios y si lo monetizamos estamos hablando de una producción de 7.300 millones de dólares al año.

   “Nuestros técnicos de YPF –agregó--, tienen fundamentos para creer que ese es el primer yacimiento, pero allí cerca puede haber cerca de 20 de la misma magnitud, por eso estamos hablando de un proyecto que cambia la Argentina, que cambia el perfil productivo del país y básicamente la provincia de Buenos Aires”.

   A su entender, el impacto económico en materia de trabajo y producción para la provincia, para todas las ciudades que están en la costa y que tienen puerto “es inconmensurable”.

   “En Brasil se puede visualizar que es lo que produjo un descubrimiento de similares características, el Presal, que se hizo en el gobierno de Lula y ha transformado a Brasil.

   “Estamos --continuó--, ante una oportunidad que no podemos desaprovechar por mal entendidos políticos o cuestiones que se lanzan sin tener toda la información. Se dijo que se iba a arruinar el paisaje de Mar del Plata porque se iban a ver las plataformas petroleras cuando estos yacimientos están ubicados a 300 o 400 kilómetros de la costa bonaerense, por lo que es imposible que se vea algo”

   --¿Cómo entra a jugar Bahía Blanca en esto? Mar del Plata está a 300 kilómetros, Quequén a 320, pero Bahía se encuentra a 600 kilómetros de lo que se quiere explorar en una primera etapa. Las posibilidades vendrán cuando se explore y perfore más hacia el sur?, se le preguntó.

   Duzdevich: --Acá estamos en una etapa muy previa que es la exploración sísmica. Hace 50 años que se hace sísmica en estas costas y nunca pasó nada ni nadie objetó nada y ahora en volumen de movimiento va a ser muy poco.

   “Pero cuando esto entre en producción va a haber un movimiento de personas, materiales, equipos, transporte marítimo, etc, enorme. En Brasil antes del Presal había 3 mil obreros de la industria naval, hoy hay 82 mil porque la actividad offshore requiere de una enorme cantidad de barcos, de todo tipo, talleres, etc. Entonces, cuando la actividad se desarrolle, va a irradiar economía en toda la costa bonaerense y en toda la Provincia”.

   --¿Quiere decir que los puertos de Mar del Plata, Quequén y Bahía van a ser protagonistas de este proceso?

   Duzdevich: --Exacto, pero hay dos temas que deben tenerse en cuenta. En primer lugar, las áreas que están licitadas bajan hacia el sur. El caso del pozo Argerich es la más al norte, pero luego se irán aproximando a 250 o 300 kilómetros de Bahía.

   “Entonces, Bahía Blanca, naturalmente, porque es una ciudad industrial y petroquímica, con un puerto que está habituado y preparado para este tipo de actividades, no tengo ninguna duda de que parte de todo ese movimiento necesariamente será captado por Bahía Blanca.

   --Pero no es algo a corto plazo ni mucho menos..

   Duzdevich: --Obviamente falta tiempo y decisiones empresariales tanto del sector petrolero como de Bahía Blanca. No sólo depende de la voluntad de los gobiernos, aquí pueden generar y ofrecer muchas cosas. El sector empresario, viendo lo que se va a requerir tanto en el mar y en tierra, debe prepararse.

   Pablo López: --La demanda de embarcaciones es altísima para mantener esto en marcha, incluso para traer residuos, llevar agua potable, materiales, víveres, etc.

   --El petróleo una vez que se extrae¿ qué ruta toma?

     López: --Puede ir afuera para exportación directamente desde una boya o venir a tierra y Puerto Rosales es, obviamente, un punto de descarga, pero no habrá un oleoducto hasta tierra.

   --Por lo que se ha venido hablando, no se apunta al gas, sino al petróleo.

   Bolatti: --Exacto, se apunta fundamentalmente al petróleo. 

   --¿Y se sabe qué tipo de petróleo puede haber?

  Bolatti --Pensamos en un petróleo de 35 grados API, es decir, un crudo liviano, un petróleo normal, sin azufre, eso es lo que estamos previendo. No sabemos lo que tenemos, pero lo importante es saber qué tenemos. Por eso frenar hoy el offshore, sin saber lo que tenemos es irracional.

   --Ustedes ya vieron los tres puertos. ¿Qué impresión se llevan?

   López: --El de Bahía Blanca, en cuanto a infraestructura, es el que mejor preparado está por muchos factores, como ser la profundidad, es de aguas reparadas, la posibilidad de ampliarse y una tradición industrial muy importante que no le escapa a este tipo de iniciativas. Por otro lado, esta es una actividad con un alto componente de logística, y ahí Bahía pierde porque está más lejos.

   --¿Podría profundizar en esto?

   López: --En barco un viaje de 300 kilómetros puede llegar a tardar un día y medio y uno de 600 kilómetros 3 o 4 días y cada día tiene un costo de un millón de dólares. En el caso de los helicópteros realmente es prohibitivo porque no pueden viajar más de 300 kilómetros.