Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Movilización de la izquierda en Bahía: "Pedimos que nos den mercadería, subsidios o trabajo”

El Polo Obrero y el MST se manifestaron hoy en la Plaza Rivadavia en adhesión a la movilización de la Unidad Piquetera a nivel nacional.

Fotos: Pablo Presti - La Nueva.

   Organizaciones de izquierda se movilizaron esta mañana en la Plaza Rivadavia en adhesión al reclamo de la Unidad Piquetera a nivel nacional, que está en tratativas con el Ministerio de Desarrollo Social en reclamo por la universalización y el aumento del monto de los planes sociales como el Potenciar Trabajo.

   Pamela, integrante del Polo Obrero en Bahía Blanca, enfatizó que su pedido es también por “trabajo genuino, abastecimiento tanto en calidad como en variedad del alimento que llega para comedores y merenderos", además de la "apertura de planes sociales y aumento, para no acostumbrarnos al ajuste e inflación que estamos viviendo”, dijo.


"La lucha que llevamos adelante es por trabajo genuino", dijo Pamela.

   Sobre los subsidios, explicó que piden universalización “así no pasa por las organizaciones, para que cada uno que lo necesite pueda inscribirse, como en su momento fue el IFE”.

   Sin embargo, subrayó, “la lucha que llevamos adelante es por trabajo genuino. El Gobierno nos da los planes sociales y nosotros los recibimos, pero la idea es el trabajo genuino: que todos contemos con una obra social digna, tener nuestras vacaciones, no estar precarizados, poder contar con una plata segura por mes”.

   En la Unidad Piquetera a nivel nacional “somos 157 organizaciones”, explicó Héctor Zaris, integrante del Movimiento Sin Trabajo (MST). “Se votó un plan de lucha e hicimos un acampe de dos días reclamando trabajo y subsidios para los compañeros”, dijo sobre las jornadas de protesta en la Ciudad de Buenos Aires. “Potenciar Trabajo es de $ 16.500, cuando la canasta familiar pasó a $ 100.000", sostuvo.


"Pedimos que nos den mercadería, subsidios o trabajo", dijo Héctor.

   “También necesitamos comida para nuestros merenderos”, agregó, "porque la comida que manda el Gobierno es pura polenta y yerba. No tenemos comida fresca”, aseguró. “Hay un déficit. Pedimos que nos den mercadería, subsidios o trabajo”.

   En Bahía Blanca "hay un gobierno macrista con Gay, que no nos da nada, pero el reclamo se lo hacemos también a ellos que, si bien son oposición, están de acuerdo con pagarle al FMI”, agregó el manifestante. “Ellos pagan al FMI y que el pueblo se joda, es la verdad. Mientras tanto, el pueblo pasa hambre. Por eso marcha”.

   "Nosotros no somos lo suficientemente fuertes como para hacer un acampe y aguantar con los fríos y la lluvia. Bahía Blanca es algo especial. Entonces lo que hacemos es movilizar a todo el conjunto de los compañeros”, sostuvo.

   Y dijo que esta semana las organizaciones se reunirán con el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, que determinó como condición para el diálogo el cese del acampe en la 9 de Julio. “Esta semana no hay acampe, así nos reunimos de vuelta. Pero sí salimos a movilizarnos, porque la única forma de conseguir algo es con esto. Sino, no conseguimos nada”.


Conte: "Lo único que no aumentan es el sueldo mínimo"


   El referente de la izquierda en Bahía Blanca Néstor Conte estuvo presente en la movilización y, parado sobre una maceta de cemento frente al edificio municipal, pronunció: “Estamos desenvolviendo el plan de lucha que fue votado en la Asamblea Nacional Piquetera el 15 y 16 de marzo pasado. Como parte de esas resoluciones, se llevó adelante el acampe frente al Ministerio de Bienestar Social en la 9 de Julio. No se nos escapa que a los desocupados se los ha atacado en todos los medios de comunicación, pero, fundamentalmente, a través de los funcionarios nacionales”, dijo.

   “Los albertistas, los macristas y los kirchneristas han salido a plantear que hay que sacarle los planes a los desocupados si ganan la calle, si se movilizan y si luchan”, agregó. “Pero cómo nos han hecho luchar, si los sueldos, las jubilaciones y la ayuda social está siendo devorada por la inflación, que está dando índices del 6 % mensual y proyecta una devaluación del 80 % anual, como pidió ayer de aumento el gremio de camioneros. Solo a los jubilados, a los desocupados y a los gremios más débiles no se le aumentan esos porcentajes”, enfatizó.

   Y agregó: “Esto no es casual: acaban de firmar en el parlamento un acuerdo con el FMI. Van a aumentar el gas, la luz, las garrafas, la comida. Pero lo único que no aumentan es el sueldo mínimo, vital y móvil con el que se calcula la asistencia social a los desocupados. Calculan que para el año que viene el salario mínimo va a estar en 35 mil pesos, cuando la canasta básica llega hoy a los 85 mil. ¿Nos están tomando el pelo?”.

   “La represión no es la respuesta. La respuesta es dar una solución a los problemas más acuciantes que tenemos. Que los jubilados cobren el 82 % móvil, que los que tienen trabajo cobren el sueldo equivalente al costo de la canasta familiar y que los desocupados cobren un sueldo que alcance a cubrir la canasta de emergencia de 70 mil pesos”, concluyó.