Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Veredicto de culpabilidad contra Carlaván, pero por lesiones leves

El Tribunal Criminal N° 2 difirió el tratamiento de la pena a la espera de informes de reincidencia, porque podría estar prescripta la acción penal.

Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

   El empresario Carlos Jorge Carlaván, acusado de atropellar a un manifestante durante un piquete en la ruta 33, a la altura de Tornquist, recibió un veredicto de culpabilidad, pero por lesiones leves y no por tentativa de homicidio, como pretendía el fiscal del caso.

   En el fallo, dictado por el Tribunal Criminal N° 2, se dirifió el tratamiento de la pena ante la posibilidad -con el nuevo encuadre más leve- que la acción penal esté prescripta, teniendo en cuenta que el hecho se produjo en 2008.

   Se deberán incorporar los informes del Registro Nacional de Reincidencia, para saber si hubo algún delito que interrumpió dicho plazo, explicó el tribunal al momento de dejar en suspenso el análisis de la pena.

   De todas maneras, en el eventual caso de recibir una sanción, será en suspenso, es decir que el empresario no quedará detenido. Por otra parte, siempre respondió cuando lo citó la Justicia y, según se cree, no hay indicios de peligrosidad procesal demostrable.

   La resolución fue por mayoría y correspondió a los jueces Claudia Fortunatti (apoyaba la calificación de la acusación), María Mercedes Rico y Eduardo d'Empaire.

   Carlaván fue noticia el año pasado por otros dos incidentes de tránsito de importancia, uno en el barrio Patagonia y el otro en pleno centro y que involucró a varios vehículos.

   Por el caso que llegó a juicio, el fiscal Marcelo Romero Jardín había pedido 4 años de cárcel para el dueño de la Droguería Sur, al imputarle el delito de tentativa de homicidio en perjuicio de Rubén Víctor Braun, mientras que la defensa del imputado había reclamado su absolución.

Tribunal bahiense alerta a otros poderes por la posible impunidad de delitos

   La secuencia se registró el 15 de junio de 2008, por la tarde, cuando un grupo de ruralistas se manifestaba en la intersección de la ruta nacional 33 y el acceso a Tornquist.

   Según la investigación, Carlaván circulaba al mando de un vehículo BMW y, si bien primero detuvo su marcha, luego aceleró dos o tres veces en forma intimidatoria y finalmente arremetió contra los manifestantes, embistiendo a Braun con el sector frontal del vehículo.

   Tras eso se retiró y fue interceptado por la policía en el kilómetro 63,5 de la carretera.

   La versión del acusado es que los manifestantes rodearon su vehículo en forma amenazante.

   Esa línea abonó un testigo, un productor que estaba en el acto y reconoció que algunos presentes rodearon su vehiculo y golpearon el capot.