Bahía Blanca | Domingo, 04 de diciembre

Bahía Blanca | Domingo, 04 de diciembre

Bahía Blanca | Domingo, 04 de diciembre

Un empresario bahiense va a juicio por atropellar a un manifestante en la ruta

El hecho ocurrió en 2008. Carlos Jorge Carlaván fue noticia el año pasado por otros incidentes de tránsito en el barrio Patagonia y el centro de nuestra ciudad.

 

Foto: Archivo La Nueva.

   Lunes y martes próximos, a casi 14 años del hecho, se realizará el juicio oral contra el empresario Carlos Jorge Carlaván, acusado de tentativa de homicidio en perjuicio de un manifestante que realizaba un corte en la ruta 33, a la altura del acceso a Tornquist.

   Carlaván, dueño de la Droguería Sur, fue noticia el año pasado por otros dos incidentes de tránsito de importancia, uno en el barrio Patagonia y el otro en pleno centro y que involucró a varios vehículos.


Saldo del grave incidente vial que provocó en Chiclana al 500.

   El hecho por el cual será juzgado la semana que viene por parte del Tribunal Criminal N° 2 se produjo el 15 de junio de 2008, en horas de la tarde, cuando un grupo ruralistas realizaban una movilización en esa carretera.

   Carlaván, según la investigación, llegó a bordo de un vehículo BMW, detuvo su marcha, luego aceleró dos o tres veces en forma intimidatoria y finalmente arremetió contra los manifestantes, embistiendo al veterinario Rubén Víctor Braun con el sector frontal del vehículo y se dio a la fuga.

   La víctima sufrió una lesión en un brazo y golpes en el resto del cuerpo, por lo que fue atendido en el hospital Municipal local.

   El conductor fue perseguido por un móvil policial e interceptado a la altura del kilómetro 63,500 de la ruta 33.

   La fiscalía estará representada en el debate por el doctor Marcelo Romero Jardín.

Por qué tanto tiempo

   La notable dilación para llegar al juicio, de casi 14 años, se debe a que los abogados de Carlaván habrían presentado distintos recursos que dilataron el proceso, según confirmaron fuentes judiciales.

   "Hubo notables demoras porque más de una vez sus abogados pidieron la suspensión de juicio a prueba (probation), medida que fue negada sucesivamente por la Cámara Penal de nuestra ciudad, aunque siempre recurrieron a Casación", explicó un vocero en su momento.


En agosto pasado, la camioneta que conducía el mismo empresario derribó un paredón de una casa en el barrio Patagonia.

   El empresario siempre dijo que no tuvo intención de atropellar sino que su vehículo fue rodeado y se sintió amenazado porque venía con sus hijos.

   El veterinario, en cambio, relató que "cuando uno pasa habitualmente por un cruce, aminora la marcha; y si encima hay un montón de gente y la Policía coloca conos de seguridad, no podés pasar a alta velocidad. La persona que me atropelló, sin embargo, no se detuvo ni siquiera para auxiliarme, y continuó su camino por la ruta, escapando también de la persecución de la Policía".