Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Tomás Onorio: "Le pedimos al presidente que es mejor que esté nuestra familia"

A pocos días de la gran final en Patagones, el capitán del "Chivo" brindó un panorama de cómo se encuentra el plantel: "Tenemos ese equilibrio justo para jugar esta final", dijo.

La alegría de Tomás Onorio y una dedicatoria especial. Que se repita en Patagones.

 

Por Javier Oscar Schwab / jschwab@lanueva.com

      En la cuenta regresiva crece la ansiedad de los protagonistas. Es una final y, como tal, los jugadores sienten ese cosquilleo de saber que están a un paso de la gloria.

     En las horas previas a la ansiedad la manejan los experimentados, los que arrastran finales o partidos decisivos. Y en Liniers, nadie mejor que su capitán, Tomás Onorio, para reflejar el estado de ánimo del plantel.

    "Estamos bien. Soy de hablar con los chicos durante la semana y me doy cuenta que más allá de la ansiedad lógica, tenemos ese equilibrio justo como plantel para jugar esta final", señaló "Tomy", el jugador que aparece en los momentos cruciales.

    -Hablás en la semana, ¿y en el vestuario o durante el partido?

    -También. En la semana pregunto cómo están desde lo físico, soy de aportar una palabra de aliento. En los partidos no estoy solo, habla el "Turu" (Martínez) o Lucas (Partal). Si en la cancha vemos algo que hay que corregir lo hablamos, si hay un momento adverso trato de hacerme cargo de la pelota, de levantar al equipo.

   -Linda responsabilidad.

   -Me la dio el técnico cuando yo no estaba en un buen momento. Me dio la cinta de capitán y asumí la responsabilidad en una definición, por eso no veo que esto sea algo diferente; más bien es algo lindo que nos agarra en un buen momento.

  -Hace tiempo que Liniers viene buscando este momento.

  -Lo hablamos, estamos muy pendiente de todo, de lo nuestro y del rival. Cada detalle para sacar el partido adelante suma. El cuerpo técnico trabaja variantes, sabemos que todo se define en 90 minutos y que siempre tenemos que estar en partido.

 El equipo que jugó en Olavarría y venció a Ferro.

 

   -Esa es la consigna, ¿estar siempre en partido?

   -Concentrados al máximo. Si estamos bien parados atrás, arriba contamos con jugadores desequilibrantes que te pueden ganar un partido en el último minuto. Lo vivimos con Ferro, de visitante; apareció Mariano y listo...

    "Veo un equipo maduro. No pudimos ganar el partido de ida pese a la ventaja de dos jugadores y un penal, pero no nos volvimos loco porque sabemos que contamos con gente de experiencia para ganar en cualquier cancha", apuntó.

 

   -La campaña es muy buena, hicieron méritos para llegar a esta final.

   -Nos costó el partido en San Cayetano, un poco por el rival y otro por el árbitro. Pero terminado el partido estábamos convencidos que acá lo dábamos vuelta.

   "Somos un equipo con edad justa, entre 23 y 29 años de promedio. Los que tienen más de 30 cuentan con una gran trayectoria. Hay equilibrio, un grupo que sabe lo que quiere", puntualizó.

   -¿Qué sabés de Jorge Newbery?

   -Miramos videos. El otro día vimos algo del partido que jugaron en Cipolletti, porque lo hicieron más temprano. Juegan con línea de 3 y puede ser de 5 cuando retroceden; tienen jugadores de buen pie y laterales volantes que se mandan, pero nosotros tenemos nuestras armas.

   "Ellos, seguramente, estarán pensando en que tenemos dos extremos rápidos y que aprovechamos muy bien los espacios. En realidad estamos metidos en nuestro juego, en no dejar nada librado al azar", contó.

   -Y en no resignarse ante una situación adversa.

   -Nosotros repetimos que siempre tenemos que estar en partido; lo hicimos en Olavarría esperando nuestro momento, porque sabemos que una nos va a quedar y que vamos a convertir.

   "Tengo fe que podemos sacar una diferencia, no imagino una final tan cerrada. Son dos equipos que salen a buscar el resultado", subrayó.

   -Si se torna cerrada, un tiro libre tuyo podría ser la llave.

   -(Risas). Ojalá... Con pelota parada tenemos variantes y jugadores que la pueden aprovechar.

   -Entran cien, ¿cuántos de ellos son familiares?

   -Casi todos, jajaja. Le pedimos al presidente (Carlos Pablo) que es mejor que esté la familia, porque los protagonistas vamos a ser nosotros y nada mejor que tener el apoyo de los seres queridos. 

   "Si tenemos la suerte de festejar allá, después vamos a tener tiempo para hacerlo en la avenida Alem con todos los hinchas. 

 Rubén no se lo pierde. Esta vez habrá aliento desde afuera de la cancha.

 

   -¿Quiénes son los afortunados de tu lado?

   -Y...., después de varios que se bajaron por compromisos quedaron los que pueden viajar: mi mamá (María Vera), mi viejo (Enrique), mi hermano (Rubén) y mi sobrina (Julieta Molina).

   -¿Y "Benja"?

   -No lo dejan entrar porque es muy chiquito, porque sino iba de cabeza. Benjamín es mi debilidad, era el primero en la lista. Ya se la va a dar algún día...