Bahía Blanca | Miércoles, 30 de noviembre

Bahía Blanca | Miércoles, 30 de noviembre

Bahía Blanca | Miércoles, 30 de noviembre

Video: un periodista transmitía en vivo cuando una cotorra argentina se acercó y le robó un auricular

Un periodista chileno estaba en plena cobertura de una noticia cuando un ave se apoyó sobre su hombro y segundos más tarde le quitó el audífono con el pico y escapó volando. 

   Un insólito episodio le sucedió a un periodista chileno durante una transmisión en vivo, cuando fue víctima de un robo de carácter muy particular: el ladrón se fue volando con el botín. 

   Mientras el periodista hablaba a cámara en vivo, una cotorra argentina se posó sobre su hombro y antes de que pudiera percatarse, le sacó el auricular de su oreja y se perdió en el cielo. "¡Se robó el audífono el loro!", dijo el cronista entre risas. 

   Este simpático hecho le ocurrió a Nicolás Krumm, un trabajador del canal Chilevisión que transmitía para el noticiero del mediodía. Casualmente, el reportero estaba dando una noticia sobre el robo de una vivienda, cuando el ave desciende y se le apoya en el hombro izquierdo. 

   Según contó el periodista horas después, él no se encontraba en pantalla en el momento en el que aparece el pájaro, sino que se estaban transmitiendo imágenes de apoyo. “Siento algo en el hombro y me doy cuenta de que es un loro. Trato de advertirle al camarógrafo, más que nada porque era un detalle pintoresco”, cuenta el hombre, que añadió además que el animal había estado posado sobre una reja cercana. “Hace rato nos estaba mirando el loro”.

   Luego de lo sucedido, la televisión chilena precisó que el ave en cuestión no era un loro, sino una cotorra argentina, que, según explicó el veterinario invitado Cristóbal Briceño, seguramente había tenido un pasado con una familia humana, ya que estos animales, cuando son silvestres, no suelen cometer este tipo de acciones.

   “Posiblemente haya tenido un dueño que la haya tenido enjaulada y se haya escapado y que por esa razón tenga un nivel de confianza mayor con una persona”, dijo el académico.

   Finalmente, hay que decir que la historia tuvo un final feliz. Krumm y el camarógrafo, luego de cumplir con su tarea para el noticiero, se pusieron a buscar el auricular en las inmediaciones, y lo encontraron en un lugar cercano. “Finalmente lo logramos encontrar. Justo el camarógrafo, por suerte, gran valor, lo encontró en el pasto y pudimos salvar el audífono”, dijo el cronista.

   El ave, en tanto, no pudo volver a ser hallada. “El loro sigue prófugo, ese es el tema”, bromeó Krumm. (LN)