Bahía Blanca | Domingo, 25 de febrero

Bahía Blanca | Domingo, 25 de febrero

Bahía Blanca | Domingo, 25 de febrero

Fernando Santiago: "La vida es muy dura como para no ponerle poesía"

El gran actor vuelve con “Astor”, obra que presentó recientemente en la ciudad de Nueva York. Dos funciones para un artista con todas las letras.

Fernando Santiago, un actor de pura cepa. Entrevista, video y fotos: Franco Pignol.

Por Franco Pignol

   Fernando Santiago es un profesional del teatro. Todo lo que hace genera curiosidad y esta vez decidió volver a las tablas después de un viaje (con presentación incluida) en Nueva York. Las citas serán los próximos sábados 19 y 26 de noviembre, a las 21.30, en Espacio Juanita Primera (Alvarado 818). ¿La obra? “Astor”. Reservas al +54 9 291 4064156.

   “La vida es bastante dura como para no ponerle poesía. La actuación se trata de eso, de ponerle poesía a lo cotidiano, a la vida, que a veces no acompaña muy felizmente pero el teatro tiene ese pulmón necesario”, revela Fernando.

   —¿Qué es el teatro para vos?

   —Es todo, una forma de vida, una elección. Se conjuga con una necesidad de expresión que todos tenemos y por eso es una herramienta vital.

   —¿Cómo fue la experiencia en Nueva York?

   —Fue una experiencia muy buena, por habitar el espacio que Astor alguna vez habitó, donde pasó sus días componiendo. Además, pude presentar la obra y quedamos todos muy conformes.

   —Volviste con todo…

   —Estar acá en Bahía después de esa experiencia, de mostrar “Astor” allá, me revitalizó para volver con todo. No veo la hora de poder mostrar esta obra al público bahiense que siempre acompaña.

El staff de "Astor"

   —Dramaturgo: Rodrigo de Miguel.
   —Actor: Fernando Santiago.
   —Dirección: Viviana Ruiz.

Una obra impactante

   Un hombre nostálgico que habita en Nueva York. Una gaviota sobrevuela el río Hudson. Desde su residencia, un piso de Brooklyn, el músico intenta caprichosamente esquivar la dificultad de la distancia: los ecos de Buenos Aires despiertan sentimientos que impactan en su obra.

   La obsesión artística se expresa en el miedo a repetir su obra anterior. Lo persigue la idea de poder ser, una vez más, novedoso. Presión contenida, desesperación y una búsqueda de paz que sólo encontrará si define la próxima nota musical.

   En un viaje a Buenos Aires, una historia de amor irrumpe en su vida. Inesperadamente tiene que tomar un decisión determinante —la inversión de un mito—: matar al hijo.

   Tapar la historia, obsesionarse en la composición y disimularse a sí mismo serán una sombra constante en su vida y en sus composiciones.