Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

De la mano de Juncos, la IndyCar llega al país y el encargado de acelerar será Canapino

Así lo confirmó el propio propietario de equipo en conferencia de prensa. 

   El anuncio de Ricardo Juncos no hace más que despertar el interés absoluto e ilusionar a todos los amantes del automovilismo argentino.

   Debido a los fuertes rumores de los últimos días, a raíz de la presencia de Agustín Canapino en el taller de su equipo situado en Indianápolis, Estados Unidos, el constructor argentino confirmó hoy, en conferencia de prensa, dos grandes noticias.

   La primera es la llegada del IndyCar al país, a través de su equipo, para efectuar dos pruebas exhibiciones en noviembre, en el Autódromo de Buenos Aires y de Termas de Río Hondo, respectivamente.

   La segunda, y confirmando las sospechas de muchos, que el encargado de manejar el Dallara-Chevrolet del Juncos Hollinger Racing será nada menos que el propio Canapino, volante del team en las 24 Horas de Daytona en 2019.

   “Creo que vamos a dar un paso muy importante para el país de aquí en más. Me enorgullece contarles que vamos a hacer una exhibición de IndyCar en Argentina. Traeremos el auto del equipo, con los integrantes del mismo, para girar en el autódromo de Buenos Aires durante la competencia de Turismo Nacional (5 y 6 de noviembre), y el miércoles siguiente en el circuito de Termas de Río Hondo”, contó Juncos.

   “Será algo muy importante porque tengo el apoyo completo de la categoría desde los Estados Unidos, y su presidente, nada menos que Roger Penske, para también promocionar la categoría en el país y latinoamérica”, agregó.

   Será la primera vez en más de 50 años que el fanático argentino podrá tutearse de cerca, en vivo y en directo, de la velocidad de un monoplaza semejante, algo que no ocurría desde las 300 Millas de Rafaela 1971, la última vez de la especialidad compitiendo en suelo nacional.

   “Creo que vale la pena mencionar eso y que la gente entienda lo que representa históricamente, como también mostrar ante los ojos de norteamérica el fanatismo que el automovilismo para nosotros. Ellos no tienen dimensión de cómo se vive acá”, explicó Juncos.

   “A su vez será una buena oportunidad para mostrar las características de un circuito como el de Termas, que debe ser, junto con el de Brasil, uno de los mejores de latinoamérica. No por nada el Moto GP lo elige desde hace ocho años. Por eso creo que es una gran oportunidad para todas las partes”, agregó.

   Probada la butaca y conocido el bólido, Canapino se prepara para uno de los momentos, sin dudas, más emocionantes de su carrera deportiva como piloto de competición.

   Si bien descartó competir oficialmente en 2023, tal como muchos trascendidos indicaron, el arrecifeño tendrá el honor de manejar uno de los vehículos deportivos más veloces del mundo y ante la mirada de los grandes constructores norteamericanos, ya que, según exige la categoría, deberá cumplir unos cuantos kilómetros antes de acelerar en Argentina.

   “Todos sabemos que Agustín es un líder absoluto y referente del automovilismo argentino, por eso creemos que él era el indicado para esto”, expresó Ricardo al respecto.

   “La categoría es muy rigurosa y estricta con respecto a las pruebas que hacen sus equipos con los autos; sobre todo quién se sube y dónde se prueba. Por eso me exigieron que, antes de venir con todo al país, Agustín pruebe el 12 de octubre en Sebring, Florida, en una prueba comunitaria junto a otros equipos y pilotos. Esa será la primera vez de Agustín y durante una jornada completa”, cerró Juncos.