Bahía Blanca | Miércoles, 28 de septiembre

Bahía Blanca | Miércoles, 28 de septiembre

Bahía Blanca | Miércoles, 28 de septiembre

Una quincena récord, entre el calor y las filas para testeos

La columna semanal de Ricardo Salas, corresponsal de La Nueva. en la capital provincial.

   A la nueva ola de contagios por la pandemia del Covid se sumó esta semana la ola de calor extremo con miles de usuarios denunciando canillas secas y cortes de electricidad. Funcionarios que no funcionan, pese a los anuncios de inversión pública, ante la falta de inversión por parte de las empresas concesionarias de agua y energía. Incluso, en comisiones legislativas sigue “cajoneada” una iniciativa de ley que pide por una “emergencia hídrica” para Bahía Blanca y otros distritos de la región. 

   La gran diferencia respecto de la temporada del año pasado en el caso del coronavirus es la vacuna, porque, a pesar de los miles de contagios registrados cada jornada, “se redujo drásticamente la probabilidad de que la enfermedad derive en casos graves e internaciones”, según explicó el gobernador Axel Kicillof fomentando de todas las formas posibles la campaña de vacunación. 

   También, el nuevo atentado en Bahía Blanca, que tuvo como blanco al director bonaerense de la Región Sanitaria I, Maximiliano Núñez Fariña, sumó repudios en la agenda política desde donde se pidió a la Justicia redoblar esfuerzos para su pronto esclarecimiento y la identificación de los responsables.  

   Por cuerda separada, en la Gobernación de calle 6 crece la expectativa sobre el proceso de crecimiento económico futuro y de creación de empleo, apuntalando el proceso de “reconstrucción” de la Provincia.  

   “Estamos como los guardavidas cuando le piden a los turistas que abandonen la arena de alguna playa ante un torbellino de verano”, explican desde una orilla dentro de Juntos. El comienzo del nuevo año, dejó como saldo una situación más que compleja para la coalición opositora. 

   Luego del resonante triunfo en las PASO de septiembre pasado, y la ratificación del triunfo en las elecciones generales legislativas de noviembre, parece que ese capital político hubiera desaparecido como arena entre los dedos. 

   De ahí en más se vio a un Gobierno renovado, con iniciativa política y agenda propia, y a una oposición timorata, expectante, más preocupada en lo que pasa hacia adentro de la fuerza, que en pensar una estrategia común para transitar estos dos años hasta llegar a los tiempos electorales de 2023. 

   En la Provincia se amplió la coalición opositora de la mano del radicalismo, y eso permitió, entro otras cosas, ganar “por una cabeza” la elección de renovación parlamentaria de medio término en el principal distrito electoral del país, y bastión histórico del peronismo.  

   Pero eso finalmente no se tradujo, por ejemplo, en la Legislatura. A contramano de lo que ocurrió desde 2015, en el Senado bonaerense, el debut del nuevo bloque fue con voto dividido por primera vez, cuando sectores del vidalismo residual y los “lilitos” de la Coalición Cívica no acompañaron la reforma a la ley que vedaba la re reelección de los intendentes. 

   Ese fue un proyecto del senador Juan Pablo Allan (acompañado por Joaquín De La Torre), referente de Patricia Bullrich en la Provincia, y que esta semana fue protagonista exclusivo de una nueva sesión extraordinaria del Senado, donde se habilitó a la Justicia para que pueda allanar su despacho, en el marco de la causa por la denominada “Gestapo antisindical”, donde el legislador platense aparece en el video filtrado a la prensa, junto al exministro de Trabajo, Marcelo Villegas, y empresarios. 

   Allan ya había sido desplazado de la pelea por la conducción del bloque de Juntos, y esta movida muchos la ven en las diagonales como una jugada del expresidente Mauricio Macri, para sacar definitivamente de la cancha a María Eugenia Vidal, pensando en el 2023, y en su propio segundo tiempo. 

   La aparición mediática del video golpeó a la exgobernadora y actual diputada porteña. Apenas arrancó la temporada veraniega, diputados bonaerenses por el Frente de Todos anunciaron que impulsarán un pedido de juicio político contra el procurador general Julio Conte Grand por mal desempeño en la labor pública, al considerarlo parte de una “mesa judicial” integrada por exfuncionarios de Vidal, en un  intento por disciplinar al movimiento sindical durante el gobierno de Cambiemos. 

   “Acá lo importante no son quienes integraban la mesa judicial, sino quienes daban las órdenes políticas”, resumen debajo de la sombrilla gubernamental. 

   Desde el esquema parlamentario de Juntos respaldaron a Conte Grand. Una posición similar patrocinaron los legisladores “libertarios” de Avanza Libertad que responden a José Luis Espert. Tienen decidido no dar quórum en caso de que el oficialismo gobernante intente tratar el pedido durante la segunda quincena de enero. 

   La irrupción del neurocirujano Facundo Manes como figura políica y el reposicionamiento del radicalismo dentro de Juntos, que le quitó la centralidad al PRO en la toma de decisiones, redefinieron también la idiosincrasia de la propia fuerza opositora. Ya no es más un bloque homogéneo, sino una suma de voluntades que deberá buscar las coincidencias dentro de las divergencias para encarar los próximos dos años,  e intentar así una vuelta al poder perdido en diciembre de 2019. 

   Por lo pronto, desde el norte, el gobernador de Jujuy, y flamante titular de la Unión Cívica Radical, Gerardo Morales, comienza a marcar la cancha, y a mostrar los dientes de sus propias aspiraciones presidenciales. Un nuevo ensayo de moderación en medio de la grieta, ante la atenta mirada de los “halcones” amarillos del PRO, quienes siempre parecen estar dispuestos a devorarse todo.