Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Teatro Municipal: todo listo para reabrir en octubre

Sólo restan adecuaciones menores, y los ajustes propios de todo final de obra, para que se abra el telón.

El Teatro Municipal de nuestra ciudad, en una imagen de este martes. / Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   Con las instalaciones eléctricas y de incendios renovadas, completando tareas menores, organizando pruebas de sonido y analizando un programa artístico para la reapertura, el teatro Municipal se acerca a su regreso tras casi tres años de inactividad. Octubre sería el mes que permitiría volver a disponer del edificio en su plenitud

   En marzo de 2019, el Instituto Cultural municipal tomó la drástica decisión del cierre. Un informe técnico dejaba en claro que las condiciones de seguridad del edificio eran completamente inadecuadas y riesgosas, sobre todo a partir de las severas deficiencias de sus instalaciones eléctricas y de incendio, al punto que la habilitación del edificio resultaba poco menos que inexplicable.

   Esta semana el responsable del área de Cultura, José González Casali, confirmó a La Nueva. que “los trabajos de reacondicionamiento están finalizados”, restando “adecuaciones menores”, trabajos finales, ajustes propios de todo final de obra para que la sala reabra cumpliendo con las normativas vigentes.

   “Las empresas encargadas de las tareas de electricidad y redes de incendio han terminado sus trabajo. Nos quedan ahora trabajos finales, como el armado del escenario, la colocación de cortinados y algunas pruebas de iluminación”, dijo.

   El mes próximo comenzará a dar cuenta de su calidad la acústica de la sala principal, cuando comience la puesta a punto del sonido -todo equipamiento nuevo- para lo cual se invitará a bandas locales, tocando a puertas cerradas, para realizar los ajustes necesarios.

José González Casali, responsable del área de Cultura.

   “Seguramente octubre será el mes apropiado para realizar las primeras presentaciones oficiales, las cuales estarán a cargo de los Organismos de Artistas del Sur de la mano de la Orquesta Sinfónica y espectáculos locales”, detalló González Casali.

   Mientras tanto, la municipalidad seguirá ofreciendo visitas guiadas –los interesados pueden inscribirse ingresando a la dirección web del coliseo-, y también se avanzará con la puesta en valor de la sala Payró, obra ya licitada y que espera el visto bueno del Concejo por disponerse de una única oferta en la licitación correspondiente.

 

Una historia, al pasar, con una inauguración que no contó

   Si bien la inauguración oficial del teatro Municipal fue el 9 de agosto de 1913, con la presentación de la ópera Aída por parte de la compañía de Antonio Marrani, lo cierto es que la primera función que tuvo la sala ocurrió un mes antes, al celebrarse la gran velada del Día de la Independencia. Esa noche, por primera vez los bahienses pudieron admirar el lugar, a sala llena, en la participación del Tiro Federal, que en los intervalos entregó premios de concursos.

Lleno total, 9 de julio de 1913, la velada no oficial

   La presencia de numerosas familias –entre ellas Duprat, Geddes, Tellarini, Moore, Pedemonte, Parodi, López Cabanillas, Canessa, Cattáneo, Brunel, Vitalini, Coleman, Casanova, Harrington, Castagnet, Esandi, Barrionuevo, Pérez Bustos y Laplaza- dio un marco de verdadero acontecimiento a la reunión.

   La primera canción que sonó en la sala fue el Himno Nacional, a cargo de un coro dirigido por Luis Bilotti y la primera actuación correspondió a Celia Barone, con Segretto, del Francesco Tosti. Luego cantaron María Geddes, Víctor Lotterio, Margarita Tellarini y Pía Esandi, además de realizar interpretaciones en piano Julio Pinto y Virgilio Panisse, todos artistas locales. Cerró el acto el coro, con la canción A mi Bandera.

   A pesar de la muy destacada actuación de las artistas locales, desde la municipalidad y algunos sectores consideraron que la velada no era la adecuada para considerarla como inaugural.

   Un mes después, se presentó la ópera Aída. Las críticas no fueron demasiado favorables, se tildó a la compañía de ser “de segundo orden” y que “no estaba a la altura requerida para inaugurar el teatro”.