Bahía Blanca | Domingo, 22 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 22 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 22 de mayo

Internas en la “barra” de Olimpo: a las piñas entre ellos y con la policía

Dos facciones caracterizadas se trenzaron afuera del estadio Roberto Carminatti, después del partido que el conjunto aurinegro le ganó 3-2 a Estudiantes de San Luis, el domingo que pasó, por la fecha 14 de la Zona 1 del torneo Federal A. No hubo detenidos, pero sí un efectivo lesionado.  

 

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

   Las internas entre dos facciones de la “barra” de Olimpo terminó en una gresca generalizada y en un enfrentamiento con la policía, este domingo que pasó, después del 3-2 del aurinegro sobre Estudiantes de San Luis, por la fecha 14 del torneo Federal A, donde ahora el aurinegro es líder de la Zona 1.

   El incidente mayor se produjo en el portón de acceso principal, el del sector de plateas, en calle Angel Brunel, arteria que permanecía cortada por el encuentro que hacía minutos acababa de concluir. Allí, según pudo averiguar La Nueva., los cánticos de aliento derivaron en diferencias que, supuestamente, vienen de hace un tiempo largo (al menos desde que se está jugando a puertas cerradas y sin público) entre la Agrupación Noroeste 74 y la “Banda de los Barrios” (dicen y aclaran que es en referencia a Maldonado, Villa Nocito y Vista Alegre).

   Antes del partido, cuando integrantes de ambos bandos fueron a colgar las banderas, se originaron los primeros roces, “boqueos” y amenazas, aunque desde el club aseguraron que la situación se pudo controlar y no pasó a mayores.

   Sí sucedió después, y según transcendidos que cobraron fuerza con el correr de las horas, las disimilitudes entre ellos tendrían relación directa con una “lucha de poder” vinculada al mando de la “barra” y a las ubicaciones de las banderas en cada encuentro que Olimpo juega de local.

   Aunque algunos aseguran haber visto armas de fuego en medio de la trifulca, el comisario Gonzalo Bezos, jefe de la Estación Central de la Policía de Bahía Blanca, aseguró que los incidentes no fueron de mayor gravedad por la rápida intervención del Grupo GAD, los agentes de Caballería que estaban de guardia y el apoyo de cuatro móviles (patrulleros) de cuadrillas cercanas que fueron reportados de la situación.

   “Antes de que termine el partido un grupo de hinchas llegó hasta las adyacencias del estadio. Al principio eran pocos, pero después, al concluir el partido, eran más. Supuestamente se pelearon por internas entre ellos, por la ubicación de las banderas en los alambrados, no sé bien; la verdad, no estoy interiorizado sobre el problemas que existen entre los parciales de Olimpo”, sostuvo Bezos.

   “Aproximadamente eran 100 personas apostadas sobre el portón de la primera cuadra de Angel Brunel, aunque no puedo asegurar si todos participaron de la batalla campal que duró hasta que arribó la policía para separar y persuadir. En ese momento, ambos grupos se pusieron en contra de la policía, con el resultado de un patrullero con un vidrio roto y un efectivo con el dedo lastimado”, detalló el máximo responsable de la policía a nivel local.

   No hubo detenidos, aunque Bezos aseguró que “efectivos de la Comisaría Primera identificaron a varios agresores, algunos de ellos con antecedentes”. Y siguió: “no se pudo apresar a nadie en el momento que toman represalia contra vos y te tenés que defender. Lo mejor era parar la bronca y hacer que los hinchas vuelvan sobre sus pasos, regresando a sus respectivos lugares de residencia sin que sigan ocasionando daños o disturbios”.

   Por lo general, en un partido de Federal A a puertas cerradas, entre un equipo de acá con uno de afuera, el operativo incluye entre 10 y 14 policías, que eran los que se encontraban trabajando ayer en el Carminatti.

   Más allá de la rápida intervención de la policía, Bezos aclaró que es responsabilidad del club organizador del espectáculo deportivo, en este caso Olimpo, el que debe prevenir y responsabilizarse de la presencia de hinchas en la puerta del estadio, sabiendo que el partido es a puertas cerradas y que no tienen porqué llegar hasta ese sector.

   “Si el problema surgió a la mañana o al mediodía, horas antes del partido, por las banderas, ahí tendrían que haber llamado para que nos hagamos cargo de la situación. En todo caso no dejábamos que coloquen las banderas y se podía solucionar el conflicto de base”, indico Bezos.      

   “Esto que pasó puede llegar a ser una parte de las internas, porque después cuando se abra todo y vuelva el público a las canchas, dónde se va a ubicar cada grupo en el estadio, seguramente donde tienen colgadas sus banderas. Ese puede ser el grado mayor del conflicto entre ellos, pero no lo sé, lo suponemos”, concluyó Bezos.