Las cosas por limpiar: curiosidades detrás del éxito de Netflix

27/10/2021 | 16:36 |

Inspirada en las memorias de Stephanie Land, cuenta la historia de una madre soltera que lucha por tener una vida mejor.
 

   Desde que llegó a Netflix el 1º de octubre pasado, Las cosas por limpiar se convirtió en una de las series más elegidas por los usuarios argentinos. Inspirada en las memorias de Stephanie Land -autora del libro Maid: Hard Work, Low Pay, and a Mother’s Will to Survive- cuenta la historia de una madre soltera que hace todo lo posible para escapar de una relación abusiva y darle una buena vida a su única hija.

   La protagonistas es Margaret Qualley, quien se pone en la piel de Alex y muestra a la perfección los obstáculos que se le suelen presentar a las mujeres que están en riesgo. Sin independencia económica, apoyo de su entorno y habiendo dejado atrás sus aspiraciones de convertirse en escritora, se ve obligada a abandonar junto a Maddy, su hija de 3 años, el hogar que comparte con Sean (Nick Robinson) ante reiteradas discusiones violentas.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   No solo tendrá que aprender a reconocer que hay muchos tipos de violencia más allá de lo físico, sino que también se enfrentará a la burocracia del Estado a la hora de buscar ayuda y a que algunos quieran sacar provecho de su situación de vulnerabilidad absoluta. Así es como comienza a trabajar de mucama por un mísero sueldo que apenas le alcanza para comer. Para colmo, la relación con Paula (Andie MacDowell), su madre, tampoco ayuda, ya que sus problemas psicológicos hacen que no pueda ponerse en el lugar de Alex. Pero más allá de las adversidades, la joven de 25 años se va abriendo camino en busca de su felicidad y el bienestar de su hija.

   Para crear esta pieza, la showrunner Molly Smith Metzler -que tiene un exitoso recorrido como dramaturga, productora y escritora- decidió estudiar a fondo cómo viven las mujeres que como Alex huyen de sus casas para preservar su integridad física y mental. Por eso vivió en algunos refugios de violencia doméstica y refugios de emergencia, para conocer cómo es el proceso de admisión en cada uno y entrevistar a sobrevivientes y sus hijos.

   Hace tiempo que se propuso contar historias para mujeres, impulsadas y creadas por mujeres, motivo por el que en su equipo, 4 de los 5 directores son mujeres, al igual que 3 editoras, una directora de fotografía y la mayoría de las escritoras. La diseñadora de producción, la supervisora musical, la diseñadora de vestuario y las jefas del departamento de maquillaje y peluquería también son mujeres.

   Asimismo, los productores acompañaron a Stephanie Land y a Story, los personas detrás de los roles protagónicos, para entender cómo es su vida, cuáles son sus ambiciones, costumbres e inquietudes, de manera que los personajes sean fieles a la realidad. Y la elección de Margaret Qualley y Andie MacDowell, no fue al azar, ya que son madre e hija en la vida real y la ficción, un detalle que deja al descubierto la química que tienen las actrices más allá de los desencuentros que tienen en la historia.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias