Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Vuelve el Speedway: "Entiendo que la demora pasaba por un detalle administrativo", expresó Mulet

Llegó el permiso provincial y el Automoto Club pondrá en juego la “Copa Silkolene”. 

Fotos: Gentileza Martín Lorenzetti y Archivo- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

   Era cuestión de tiempo. Todas las condiciones exigidas estaban dadas. Y por fin, aquellos rumores extraoficiales se hicieron realidad y el Automoto Club Bahía Blanca podrá levantar el telón del circuito “Antonio Miranda”, ubicado en el predio Club Crisol, en Aldea Romana.

   Las autoridades de la entidad bahiense habían solicitado el correspondiente permiso en tiempo y forma (documentación municipal mediante) hacía varias semanas y en las últimas horas, en la tarde del viernes para ser más precisos, en horabuena se hizo la luz.

   No mucho antes de la irrupción del coronavirus en nuestras vidas (la única razón por la que no se emite el mismo), los interrogantes giraban en torno a cuándo se volvería a competir. O más precisamente, dónde y cuándo se construiría la anhelada pista propia.

   Plasmado el sueño de tantos años, merced al arduo y sacrificado trabajo de la histórica entidad, afortunadamente se dio una respuesta favorable para la inauguración oficial del circuito “Antonio Miranda”, para así concretar el primero de los grandes sueños.

   La actividad tendrá lugar el venidero domingo 7, a puertas cerradas, ocasión en la que se pondrá en juego la “Copa Silkolene”. Los muchos aficionados de la especialidad podrán seguir el espectáculo vía streaming y los accesos podrán adquirirse en www.ticketbahia.com

   La actividad contará con la fiscalización de la Federación Bonaerense de Motociclismo (Febom), entidad que ya había dado su visto bueno y que rige los destinos de la actividad en el territorio provincial.

   Cristóbal Mulet, titular de la institución, se había mostrado preocupado por la demora en el otorgamiento del permiso por parte de la provincia.

   “Entiendo que pasaba por un detalle administrativo que faltó desde un principio, o tal vez no escucharon ni se percataron de la existencia de protocolos correspondientes. Siempre existieron, desde un primer momento. Se tomó como modelo el del Turismo Carretera, el cual conocemos, y presentamos uno similar adecuado a la práctica de las motos, procurando que no haya fallas. Lo presentado es válido”, expresó Mulet.

   “Hubo mucho trabajo para llegar a esto. Se trabajó con la comisión provincial y la Secretaría de Deportes de la provincia. Hay que tener en cuenta que no pasaba por un beneficio de la Federación, sino por las distintas categorías, sus pilotos, los preparadores y la gran industria del motociclismo”.

   El propio Mulet pudo constatar el excelente estado del trazado el pasado fin de semana, mediante las imágenes que Ceferino Ilacqua, delegado de Febom en la última convocatoria, envío hacia La Plata y en la que se constatan sus características.

   "Ya tenemos sus características técnicas. Es un circuito un poco más chico de lo habitual, pero eso lejos está de perjudicar la práctica; es una variante apta para el Speedway. No lo vi en persona, pero, de acuerdo a lo que me compartieron personas autorizadas, el testimonio de los pilotos, más el informe del delegado y los videos que vi, todo está en perfectas condiciones”, asegura Mulet.

   “La pista está muy bien hecha, diseñada y trabajada; con mucho espacio para los pilotos y un sistema de iluminación perfecto. Ni hablar de las condiciones de seguridad. Están dadas las condiciones para correr", reafirmó.

   —Qué peso de encima se sacó el Speedway con su pista propia...

   —Muchas veces se dijo que económicamente ya no se podían afrontar los gastos de alquiler de pista y demás. En 2016, Febom expresó que lo hacía dos años más y listo. Bahía, como sede histórica, necesitaba un circuito.

   Otro de los enfoques sobre la temática nos obliga a profundizar en el "experimento" realizado hace exactamente una semana en el flamante circuito.

   Por primera vez desde su concepción, el circuito vio girar más de dos máquinas en simultáneo, cual simulacro de competencia; algo exigido desde la misma Febom para su habilitación total.

   A propósito, el bahiense Sebastián Clemente y el olavarriense Cristian Zubillaga, dos de los máximos velocistas en el actual parque de 500cc, dieron impresión sobre el test.

   “Algunos tenían miedo que no puedan girar las cuatro motos en simultáneo. Si bien largamos y (Franco) Groh se quedó patinando, llegamos tres juntos a la primera curva sin problemas. Hay lugar para girar con otros competidores al lado, de eso no tengo dudas”, contó Seba.

   “Me gustaría largar y acelerar unas cuantas vueltas, para, además, probar cómo se llegaría a la última curva, donde ya alcanzamos buena velocidad de punta. Por ahí me quedó esa duda”, aclaró.

   “La prueba fue buena. Habría que ver en competencia, porque además se probó en una curva sola. Pero creo que tendría que responder bien. Estando la pista en buen estado, tranquilamente pueden correr cuatro motos”, aseveró el olavarriense.