Covid-19: la piedra de la estigmatización

13/6/2020 | 06:30 |

-

   La situación es increíble y grave, incluso, en el escenario de excepcionalidad de la pandemia. El intendente de Tornquist dispuso, como si se tratara de un soberano, que su distrito estará cerrado para los habitantes de Bahía Blanca porque en esta ciudad hay casos de coronavirus. Muy enojado, por supuesto, su par bahiense Héctor Gay replicó que entonces Bahía Blanca va a cerrarse a los ciudadanos de Tornquist.

   ¿Por qué es increíble y grave esto si hay distritos cerrados por todos lados? Es que Bordoni lanzó una primera, temeraria y muy peligrosa piedra en épocas de miedo como esta: la piedra de la estigmatización; además, claro, de carecer de la facultades para imponer una frontera interna a los bahienses.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Gay por supuesto tampoco puede impedir entrar a su ciudad a una persona solo porque vive en Tornquist. Sin embargo, en su caso da la sensación que se dejó llevar por el enojo ante el irracional brote de Bordoni. 

   El entredicho entre ambos puede parecer una pelea de chicos, aunque el arranque del mandamás de Tornquist debe ser condenado, por más que en estas épocas sea difícil pensar en términos de sentido común, aun siendo adulto.

   Salvo, claro, que existan motivaciones más terrenales que la neurosis que sufren muchos en momentos como el que atraviesa el mundo durante este horrible año.

   Mientras tanto, la atención racional está puesta, por supuesto, sobre el importante paso de permitir que los locales de ropa y calzado bahienses, un sector local muy grande y golpeado, vuelvan a trabajar. Ojalá logren algo de alivio en medio de tanta crisis.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias