Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Hoy, 35 años del salto inicial de Pacífico en la Liga Nacional, al que siguieron Olimpo y Estudiantes

En Bahía Blanca fue la inauguración de la competencia que motorizó León Najnudel y cambió la historia del deporte de los cestos en nuestro país.

Hagwood (Pacífico) y Jones (Atenas), en el salto inicial. Fotos: archivo-La Nueva y El Gràfico.

 

Por Fernando Rodríguez / @rodriguezefe

(Nota publicada en la edición impresa)

 

   Puede considerarse una casualidad, también entenderse que por algo sucedió, lo real y concreto es que un día como hoy, hace exactamente 35 años, se disputó en Bahía Blanca el primer partido de la Liga Nacional.

   En la Capital del Básquetbol, más precisamente en cancha de Independiente, el salto inicial de Pacífico y Atenas significó un hecho histórico, después de una temporada de transición que sirvió para despejar las dudas de muchos respecto de esta iniciativa que revolucionó el básquetbol argentino.

El pase de Milanesio, ante la fija mirada de Richotti, la noche del debut. El que se presenta es Prato (13).

 

   La coincidente participación de tres equipos bahienses en la élite (Pacífico, Olimpo y Estudiantes), sumados a Villa Mitre y El Nacional un escalón más abajo, generaba un movimiento y atractivo permanente. ¡Era una locura!

   Estudiantes y Pacífico arrastraban la experiencia de la Liga de transición, mientras que Olimpo llegaba tras lograr el ascenso.

   Los tres de la A debutaron como locales y ganando, aunque solamente Olimpo jugó en su propio estadio, porque Estudiantes hizo las veces de local en el Norberto Tomás, debido a que tenía suspendido el Casanova y Pacífico, en Independiente.

Entre Severini y Buzzo (Estudiantes) encierran a Wimbusch (Española).

 

   La primera fecha se disputó en días sucesivos en la ciudad: viernes 26, victoria de Pacífico sobre Atenas (90 a 82); sábado 27, triunfo de Olimpo ante Unión de Santa Fe (76 a 75), y domingo 28, Estudiantes venciendo a Asociación Española de Córdoba (94 a 84).

   El resto de la fecha se completó con: San Andrés 111, River 101; Ferro 79, Almagro de Esperanza 70; Instituto 61, Sport de Cañada de Gómez 85; Independiente de Tucumán 87, Morón 84 y San Lorenzo 99, Argentino de Firmat 101.

 

Detrás de la foto

   Por horario de iniciación, el partido de Pacífico (21.40) resultó el inaugural en la historia de la Liga, aunque la presencia en Obras de León Najnudel –el inspirador de la idea de esta competencia- para ver San Lorenzo-Argentino de Firmat dejó una foto para el recuerdo.

   ¿Cómo surgió? León fue a la cancha en compañía del asistente técnico Jim Anderson, de la Universidad de Oregón, quien estaba en Buenos Aires para ver a Sebastián Uranga, a quien pretendían becar.

   En el estadio no había dirigentes de la Confederación (en ese momento a cargo de la competencia), por lo que un grupo de periodistas tuvo la idea de llamar al centro de la cancha a Najnudel, para que el propio León hiciera el salto inicial, con el aval, claro, de los responsables de ambas instituciones y de los árbitros.

Leonard Goggins (Argentino) y Steve Stanford (San Lorenzo), en el simbólico salto con León.

 

   Eran las 22, para ese entonces, en Bahía ya jugaban Pacífico-Atenas y ese mismo día, a las 22.40 comenzó Instituto-Sport, en el restante juego de la jornada. No obstante, el gesto fue más que merecido para el responsable de darle un giro a la historia del básquetbol argentino.

   Como curiosidad, esa noche, una vez finalizado el juego, el propio León llamó –como era su costumbre- a la redacción de “La Nueva Provincia”, rutina que históricamente también tenían los diferentes medios del país, para conocer el resultado en Bahía e interiorizarse de los rendimientos individuales.

 

El recorrido

   En esa primera temporada, Estudiantes fue quien más lejos llegó, eliminado en semifinales por Ferro, que se consagró campeón.

   Olimpo, por su parte, dejó en el camino a Pacífico, en octavos de final. Le ganó el primero (109 a 106, de visitante), cedió el segundo, de local (104 a 91) y festejó de local el tercero (88-76).

   El aurinegro, en cuartos, perdió (2-1) ante Atenas, el subcampeón.

 

Buen ojo

   Los tres equipos coincidieron en buenas elecciones de extranjeros.

Eugene Richardson, un zurdo de gran capacidad goleadora.

 

   Una muestra es que los cuatro mejores promedios de puntos en esa primera temporada correspondieron a elementos de los equipos bahienses: Wilfredo Ruiz (32,91 puntos por juego), León Wilson (30,93 ppj.), Eugene Richardson (29,37 ppj.) y Neal Robinson (28,81 ppj.).

Wilfredo Ruiz, el hombre récord.

 

   “Fefo” le metió 60 a San Andrés en playoffs (victoria 97 a 79).

   El uruguayo ya le había anotado 52, al mismo rival, en la primera fase (caída, del albo, de visitante, 131 a 111).

   Wilson, en tanto, convirtió 52 ante Almagro (derrota aurinegra en Esperanza, 114 a 110) y Robinson 51, al mismo rival (victoria de Pacífico, de visitante, 122 a 103).

León Wilson (izquierda), la noche de los 52 puntos en Esperanza. El 14, Ed "Cacho" Wallace.

 

El simpático Pacífico

   Pacífico debutó en una cancha que explotaba y la cual los cordobeses consideraron antirreglamentaria.

   “Acá no se puede jugar. Sabemos que Pacífico la alquila, pero tiene que ir a otro lado. Es una pena que pase esto en la capital del básquet”, se quejó el dirigente Rubén Fantolino, al frente de la delegación cordobesa y en referencia a Independiente.

Blasi (11), en primera plana. Detrás se ve el público, pegado a la línea.

 

   Marcelo Richotti ese día repartió 14 asistencias, en 35 minutos. Lo reemplazó Juan Carlos Bellegia los otros 5. El resto no salió nunca.

   La figura, más allá del acostumbrado aporte de Richotti, resultó Neal Robinson, autor del primer triple de la Liga Nacional, y que completó 33 puntos (1-2 triples, 13-19 dobles y 4-10 libres), 9 rebotes y 7 asistencias.

   La síntesis:

   Pacífico (90): Marcelo Richotti (10), Carlos De Battista (11), Héctor Ceballos (16), Neal Robinson (33), Brent Hagwood (20), fi; Juan C. Belleggia. DT: Carlos Ferello.

   Atenas (82): Marcelo Milanesio (10), Fernando Prato (18), Medardo Ligorria (10), Isaac M. Scott (8), Donald Jones (29), fi; Sergio Dómene, Gastón Blasi (3), Roberto Costa (2) y Mario Milanesio (2). DT: Walter Garrone.

   Primer tiempo: Pacífico 49, Atenas 33.

   Arbitros: Jorge Morillo y Yolando Giorgio.

 

Lo que dejó el verde

   Esa primera temporada el verde tuvo dificultades con los técnicos.

   El elegido originalmente para reemplazar a Oscar Sánchez (quien había hecho una magnífica temporada de transición) fue Carlos Ferello.

   El capitalino duró sólo hasta la cuarta fecha (inesperada derrota como local ante Almagro, 107 a 103) y lo reemplazaron temporariamente Daniel Quartarolo y el profesor Roque De Pascuale, hasta que finalmente se hizo cargo Alejandro Alvarez.

De Pascuale terminó cumpliendo funciones de técnico. A su lado, Quartarolo.

 

   No obstante, la permanencia de “Paquito” duró poco. Porque cuando la delegación del verde estaba a punto de emprender viaje a Morón y el DT se enteró que la mujer de Eugene Richardson iba con la delegación, no aceptó y se bajó definitivamente, tomando el cargo De Pascuale, quien conocía más el cargo por haber jugado y ser PF que como técnico.

   De todos modos, demasiado hizo ese humilde pero aguerrido equipo de barrio que despertaba simpatía en toda la ciudad.

   La dupla original de extranjeros fue Neal Robinson y Brent Hagwood, a quien cortaron y después lo reincorporaron.

Neal Robinson y Brent Hagwood hacían una buena pareja.

 

   Después pasó el blanco –y limitado- Todd Anderson, y quien sí rindió fue el zurdo Eugene Richardson.

   El motor siempre fue Richotti, mientras que rodearon a la figura el resto de los nacionales como De Battista, Ceballos, más algunas apariciones del pibe Diego Simone y el veterano Belleggia.

En números

  Los protagonistas: Marcelo Richotti (27 partidos y 18,06 puntos de promedio); Eugene Richardson (16 pj. y 29,37 ppj.); Carlos De Battista (27 pj.y 15,40 ppj.); Brent Hagwood (20 pj. y 18 ppj.); Héctor Ceballos (29 pj. y 11,68 ppj.); Neal Robinson (11 pj. y 28,81 ppj.); Juan C. Belleggia (19 pj. y 6,21 ppj.); Diego Simone (16 pj. y 6,25 ppj.); Fernando Lliteras (20 pj. y 3,45 ppj.); Todd Anderson (2 pj. y 13 ppj.); César Petroni (2 pj. y 3 ppj.); Fernando Petroni (1pj. y 2ppj.) y Andrés Salvatori (1 pj. y 0 ppj.).

El zurdo De Battista define entre Esteban Pérez y Scolari.

 

   A lo largo de seis temporadas (cinco completas), Pacífico completó 181 partidos (83 victorias y 98 derrotas). En tres temporadas se metió entre los cuatro de arriba (3º en 1984 y 4º en 1987 y 1988). En las dos restantes culminó 10º (1985) y 7º (1986).

   Su último partido en la elite fue el 9 de agosto de 1989, en cancha de Altense de Punta Alta, donde recibió a Independiente de Neuquén, desertando en la sexta fecha de la A-2.

La despedida de Pacífico. Richotti, defendido por Suppi y Roberson.

 

   La síntesis:

   Pacífico (95): Marcelo Richotti (28), Luis Núñez (21), Gabriel Díaz (6), Federico Susbielles (24), Diego De Mayo (4), fi; Juan Martín López (12), Sergio Cabral y Gustavo Candia. DT: Alejandro Álvarez.

   Independiente (102): Daniel Barrales (8), Mariano Aguilar (6), Luis Oroño (13), Néstor Suppi (12), Eddie Roberson (35), fi; Esteban De la Fuente (19) y Gabriel Darrás (9). DT: Eduardo Armer.

   Primer tiempo: Pacífico 50, Independiente 57.

   Árbitros: Nelson Ladó y Obdulio Zelada.

 

El ingreso de Olimpo

   El inicio de Olimpo fue contundente en la primera fase, más allá de que la noche del debut ganó sin jugar bien, ante Unión, que no tenía a los tres que resultaron vitales en el análisis final de la temporada: Carlos Romano, Willy Quiñones y Angel “Cachorro” Santiago.

   Además, faltó Ricardo De Cecco, quien ese día debía ser el base titular.

   Así y todo estuvo 8 puntos arriba, diferencia que perdió, en un trámite que pudo empatar al final, si es que Griffin (28 puntos y 11 rebotes) no fallaba uno de sus dos libres.

   León Wilson mostró su nivel esa misma noche y fue vital para comenzar ganando. Completó 30 puntos, con 2-7 en triples (los únicos que tiró el equipo), 9-19 en dobles y 6-11 en libres, en 39m50.

   Los santafesinos, en tanto, convirtieron el único triple que lanzaron, por intermedio de Guglielmone.

   La síntesis:

   Olimpo (76): Juan C. Merlini (12), Marcelo Allende (8), Levan Macharashvili (10), León Wilson (30), Ed Wallace (12), fi; Esteban Pérez (2), Héctor Santini y Rubén A. Scolari (2). DT: Carlos Boismené.

   Unión (75): Angel Rosano (10), Daniel Guglielmone (5), Carlos Delfino -padre- (12), Steve Harriel (14), James Griffin (28), fi; Luis González (6), Gustavo Casermeiro y José Valli. DT: Flor Meléndez.

   Primer tiempo: Olimpo 40, Unión 39.

   Arbitros: Jorge Morillo y Ramón Freixedes.

 

De mayor a menor

   Olimpo comenzó jugando a gran nivel. León Wilson –el de mejor promedio de puntos de la Liga- lideró ofensivamente a los aurinegros, acompañado por un discreto Harold Driver, quien reemplazó a Ed Wallace.

Driver firmando en la ABB. Atrás, Wilson. Los escoltan los dirigentes Antonio Cabello (ABB) y Mario Gorrer (Olimpo).

 

   La lesión de Merlini en su mejor momento condicionó al equipo, Claudio Grippo sorprendió por momentos, Marcelo Allende cumplió fiel a su estilo aguerrido, mientras que ya asomaban los juveniles Esteban Pérez y Rubén Ariel Scolari.

   Haber eliminado a Pacífico y perder ante el futuro campeón terminó siendo un buen resultado.

 

Los registros

   En resumen: León Wilson (33 partidos y 30,93 puntos de promedio); Esteban Pérez (32 pj. y 13,56 ppj.); Harold Driver (20 pj. y 18,50 ppj.); Marcelo Allende (34 pj. y 8,5 ppj.); Juan C. Merlini (27 pj. y 9,77 ppj.); Levan Macharashvili (30 pj. y 8,53 ppj.); Ed Wallace (12 pj. y 15,66 ppj.); Rubén A. Scolari (28 pj. y 6,64 ppj.); Claudio Grippo (16 pj. y 7 ppj.); Héctor Santini (25 pj. y 1,64 ppj.); Juan Manuel Gallego (2 pj. y 0 pts.); Adrián Scolari (1 pj. y 0 pts.) y Marcelo Banco (1 pj. y 0 pts.).

Juan Carlos Merlini va camino al cesto, tras superar al buen defensor Carlos De Battista.

 

   El total Olimpo completó 8 temporadas en la elite, jugando 296 partidos (143 triunfos y 153 derrotas).

   Su mejor posición la consiguió en 1986, cuando perdió la final con Ferro, 3-1.

   En las restantes terminó 7º (’85), 3º (’87), 7º (’88), 10º (’89), 8º (’90), 7º (’90-91) y 4º (’91-92).

   Su último partido lo jugó el lunes 3 de mayo de 1992, perdiendo ante Atenas en semifinales (3-1).

   Curiosamente, Esteban Pérez y Rubén Ariel Scolari habían jugado el primer partido de la Liga. Y también en ambos juegos dirigió el árbitro Jorge Morillo.

"Pichi" Campana sube, frente a Scolari. Abajo quedó Pérez. Los dos estuvieron en el inicio y el final de Olimpo en la Liga.

 

   La síntesis:

   Olimpo (86): Terry Coner (14), Esteban Pérez (29), Julio A. Rodríguez (14), Alvin Heggs (12), Rubén A. Scolari (13), fi; Ricardo Segal (4). DT: Juan Carlos Alonso.

   Atenas (91): Marcelo Milanesio (4), Héctor Campana (32), Germán Filloy (11), Luis Villar (10), Wallace Bryant (18), fi; Robert Siler (16). DT: Rubén Magnano.

   Primer tiempo: Olimpo 48, Atenas 47.

   Arbitros: Jorge Morillo y Daniel Godacevich.

 

Estudiantes y sus dos terribles

   El albo cerró las primeras presentaciones de equipos bahienses sin Jorge Faggiano (suspendido) y con una envidiable pareja de extranjeros: Willie Scott y a Wilfredo Ruiz.

   El base sumó 11 asistencias, más 7 pérdidas (20 del equipo) y 6 recuperos.

   Además, convirtió el único triple del albo, sobre 10 intentos.

Scott, en pleno contraataque. Lo espera Bollecich. Atrás llega Wendebourg.

 

   El uruguayo, por su parte, clavó 39 puntos (0-5 en triples, 16-28 en dobles y 7-8 en libres, más 7 rebotes).

   “Fefo” venía de anotar 44 con la camiseta de Bahía, en un amistoso ante Cuba (victoria 96-87, con terrible piñerío incluido) y nada menos que 68, en un juego de preparación que el albo perdió frente a Villa Mitre, 102 a 101, con un doble de Alejandro Navallo.

   Esa noche, Oscar Sánchez utilizó seis jugadores, de los cuales cuatro jugaron los 40 minutos y “Fefo” estuvo 39 en cancha, reemplazado por Roberto Juanpataoro.

 

   La síntesis:

   Estudiantes (94): Willie Scott (20), Wilfredo Ruiz (39), Miguel D. Buzzo (10), Sergio Pettorosso (14), Claudio Severini (11), fi; Roberto Juanpataoro. DT: Oscar Sánchez.

   Española (84): Pedro Bustos (10), Pablo Wendebourg (18), Néstor Suppi (16), Rodolfo Bollecich (14), Thomas Wimbusch (25), fi; Gerardo Secrestat (1) y Marcelo Arrigoni. DT: Antonio Brkjlacic.

   Primer tiempo: Estudiantes 45, Española 44.

   Arbitros: Ramón Freixedes y Yolando Giorgio.

 

Fue muy bueno

   Tuvo una media cancha temible, con Willy y “Fefo”, más el acompañamiento de nacionales como Faggiano, Severini, Buzzo y Pettorosso.

   El base llegó después de no poder concretar el sueño de “Huevo”, que era Sam Worthen, a quien el DT había visto en vivo.

   De todos modos, Scott terminó siendo un revolucionario.

   De las pocas estadísticas que se llevaban en esa época, Willy resultó primero en triples (con 2,2 por juego) y dominando desde la conducción.

Willy desafía a Oroño y asiste a Faggiano.

 

   El albo también se apoyó en el tirador uruguayo, quien en la primera Liga ya demostró su virtud, siendo el máximo anotador de la competencia, con 1.117 puntos en 34 partidos

   Como anécdota, en plena competencia, “Huevo” tuvo que dejar momentáneamente el cargo, para instalarse en Sierra de la Ventana por recomendación médica.

   Su lugar lo ocupó temporariamente Beto Cabrera.

El resumen

   Los protagonistas del albo: Wilfredo Ruiz (34 partidos jugados y 32,91 puntos de promedio); Willie Scott (34 pj. y 22,23 ppj.); Jorge Faggiano (33 pj. y 13,66 ppj.); Claudio Severini (34 pj. y 9,32 ppj.); Miguel D. Buzzo (34 pj. y 6,70 ppj.), Sergio Pettorosso (32 pj. y 5,06 ppj.); Flavio Serra (24 pj. y 2,79 ppj.); Roberto Juanpataoro (26 pj. y 1,77 ppj.); Miguel Amodeo (12 pj. y 0,58 ppj.) y Carlos Sánchez (2 pj. y 1 ppj.).

De cabeza, Sergio Pettorosso y Flavio Serra (5).

 

   El que más lejos llegó Estudiantes, uno de los históricos de la Liga, permaneció 19 temporadas ininterrumpidamente, hasta que descendió.

   Jugó tres temporadas en el TNA (hoy Liga Argentina) y a su regreso estuvo otras cuatro ligas.

   A partir de ahí, se creó una alianza -a fines reglamentarios y administrativos- con lo que es hoy Bahía Basket que, de todas maneras, ya comenzó a funcionar de manera independiente.

   El albo completó 23 temporadas. El segundo lugar en la ’90-91, cuando perdió la final con GEPU (4-2) fue la mejor posición.

   El resto: 1985 (4º), 1986 (8º), 1987 (5º), 1988 (8º), 1989 (9º), 1990 (4º), ’91-92 (3º), ’92-93 (6º), ’93-94 (11º), ’94-95 (10º), ’95-96 (13º), ’96-97 (8º), ’97-98 (4º), ’98-99 (11º), ’99-2000 (7º), 2000-01 (8º), 2001-02 (8º), 2002-03 (15º), 2006-07 (11º), 2007-08 (13º), 2008-09 (9º) y 2009-10 (11º).

   En total sumó 1.047 partidos (520 triunfos y 527 derrotas).

   El último partido en la elite fue ante Quimsa, el 9 de abril de 2010, cediendo en la Reclasificación, 3-1.

Timothy Jones, contra Treise y Román. Fue el último juego del albo en la A.

 

   La síntesis:

   Estudiantes (73): Pedro Franco (6), Timothy Jones (8), Mike Robinson (7), Cristian Amicucci (17), Reque Newsome (5), fi; Emiliano Agostino (10), Leandro Cecchi (12), Lucas Faggiano (8) y Gerardo Barrera. DT: Marcelo Richotti.

   Quimsa (78): Jonatan Treise (13), José Muruaga (9), Cleotis Brown (19), Dionisio Gómez (1), Román González (19), fi; Federico Marín (6) y Damián Tintorelli (11). DT: Carlos Romano.

   Cuartos: Estudiantes 17-17; 39-35 y 56-59.

   Arbitros: Oscar Martinetto y Raúl Imosi.