“Acá está todo frío y tranquilo”, dijeron desde el barrio Noroeste

11/2/2020 | 19:55 |

Después del velatorio y el entierro de Sergio Emanuel Castillo, los seguidores aurinegros volvieron a sus casas y no sucedió nada de lo que tanto se habló y viralizó por la redes sociales.

El banderazo en el Carminatti, previo a los incidentes (Fotos: Emmanuel Briane - La Nueva)

   Mientras en Villa Mitre se desplegaba un importante operativo policial y los vecinos se alertaban entre sí cerrando casas y comercios, la tarde en el Noroeste transcurría con cierta "calma", a tal punto que ni los propios hinchas aurinegros, según le aseguraron a La Nueva, pensaron en algún momento organizar una movida para ir a “romper el barrio tricolor a tiros” como se viralizó por las redes sociales.

   El primer llamado de alerta se produjo cuando circuló el rumor de que los parciales aurinegros iban a ir a Villa Mitre después del entierro de Sergio Emanuel Castillo, el hincha de Olimpo asesinado el domingo a la noche en la previa del clásico disputado en El Fortín.

   Apenas unos pocos integrantes de la Agrupación Noroeste 74, mezclados con simpatizantes que pasaron a dar el pésame, asistieron al velatorio de Castillo, y la asistencia de hinchas (aclaran que fueron 4 autos y nada más) al cementerio fue mucho menor.

   “En el cementerio (donde hubo numerosa presencia policial) éramos menos de 20, ¿a dónde vamos a ir, a poner la cabeza con los villeros? En esta ciudad se hablan muchas giladas”, indicó un caracterizado seguidor olimpiense, quien contó que tras el entierro se volvieron al Noroeste.

   Sabiendo que en la ciudad era vox populi que los de Olimpo podían estar planificando una excursión a tierra tricolor en busca de venganza, los hinchas del aurinegro habrían llevado a cabo varias reuniones, llegando a la conclusión de que nada de lo que se estaba diciendo públicamente iba a suceder.

   “Acá está todo frío y tranquilo”, fue la voz de uno de los fieles que, pese a no ser parte de la Noroeste 74, está al tanto de todo.

   Era sabido que la historia iba a continuar, aunque por estas horas no se percibieron movimientos raros por el Noroeste y Villa Nocito como sí los hubo el sábado por la noche, cuando desde un auto rojo, presuntamente identificado con Villa Mitre, partieron tiros al aire que, reconocen los vecinos, fueron respondidos por algunos de Olimpo.

   Con respecto a lo que sucedió el domingo, varios simpatizantes olimpienses que estuvieron en el banderazo de apoyo al plantel, en la puerta del estadio Carminatti, ratificaron que la idea era ir en caravana hasta donde preveían que iba a estar el vallado policial: el paso a nivel de Montevideo y Falucho.

   Al llegar a ese punto y ver que no había nadie que les impida continuar, un grupo menor decidió seguir avanzando y romper todo a su paso, llegando hasta la sede de la “Villa”, donde ocurrieron los hechos más tristes y lamentables.

   Distintos hinchas que participaron de la organización de la movilización aseguran que no estaba previsto llegar hasta el corazón de la Villa ni provocar destrozos o cometer robos. Afirman que eso fue un arranque de violencia no premeditado de quienes consiguieron llegar hasta ahí.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias